Justicia: tema vigente en la televisión

Análisis de los programas “Imputados” y “Caso Cerrado”. Por Héctor Peirou.

Por Redacción

martes 13 de diciembre, 2016

050Por Héctor Peirou

-Comenzó a emitirse por la pantalla de América un nuevo programa, “Imputados” con la conducción del abogado Mauricio D´Alessandro. Este envío es casi idéntico a “La Corte” que se viera hace 10 o 12 años atrás, es decir que no hay nada nuevo bajo el sol. Con otros abalorios y más despliegue escenográfico es más de lo mismo más. Nada aporta porque el contenido es tan poco creíble como imposible que esto ocurra en la vida cotidiana.
¿Habrá algún hombre en nuestro país que post separación apele a la Justicia para reclamarle a la ex una mascota? Máxime cuando es un lechón de pocas semanas de vida. ¿Existe ese juez que ordene un juicio oral para dilucidar con quien vivirá el pequeño chanchito? Claro, estamos hablando de ficción y no de realidad, dicho en otro lenguaje, ¡televisión basura¡ o siendo más benévolos, “Imputados” no solo es bizarro, es grotesco.
Si bien los temas transitados en el programa inaugural todos están enmarcados en el sensacionalismo más absoluto, hay que mencionar que también rozan lo ridículo, como la causa de esa señora llamada Roxana quien demandó por 200 mil pesos de compensación a su ex pareja porque la abandonó a pocos días de casarse. Gustavo, que así se llama el hombre negó de manera terminante que jamás le había prometido la boda.
Lo grave de este caso, vaya el televidente a saber si lo extrajeron de la realidad y es tan solo una puesta en escena con actores desconocidos, la señora de manera espontánea y segura de si, le dijo al juez, al abogado defensor y al fiscal lo siguiente: “Me hizo hacer las lolas, me hizo meter metacril: ¿qué hago ahora con estas cosas en mi cuerpo? Es verdad aunque el lector no lo crea, esto es mínima parte de “Imputados”.

CASO CERRADO

–“Caso cerrado” es un programa original de Telemundo -Miami- que se inició en el 2001 y que en estos momentos está en la pantalla de Telefé en idéntico horario de “Imputados” de América. Lo conduce la abogada cubana-estadounidense Ana María Polo, quién a diferencia de D´Alessandro es más severa, lanzada y siempre va al meollo de la cuestión. No tiene piedad alguna con las personas que pretenden “pasarla”. Ella demuestra gran conocimientos de las leyes –en todas las áreas– de EE.UU. Otro matiz que la destaca es que recurre, para cada tema a profesionales que darán su opinión, el camino a seguir, siempre poniendo a la Justicia yanqui como guía y el fallo a seguir.
En la emisión del pasado viernes se presentaron dos hermanitos peruanos que eran sometidos por el hermano mayor de manera despiadada. Los dos pequeños pasaban los días bajo un régimen tirano y militar, sin amigos, sin mirar televisión, entre muchas otras cosas nefastas para mentes infantiles. El “discurso” de la doctora Polo para definir a ese despiadado ex soldado quién peleó en la guerra de Afganistán –peruano con residencia en La Florida- fue para aplaudir, prometiéndole a los menores que ella misma se iba a ocupar que la Justicia norteamericana tomara manos en el tema y obrara de oficio.

 


 

Comentarios