Luego de un 2016 duro, mejora la expectativa para esta temporada

Luego de una temporada calificada por la totalidad de los sectores vinculados al turismo como “la peor” en muchos años y con pronósticos desalentadores para la inminente, una serie de anuncios logró mejorar las expectativas y que se encare al verano con más optimismo.

Por Redacción

miércoles 28 de diciembre, 2016

Luego de una temporada calificada por la totalidad de los sectores vinculados al turismo como “la peor” en muchos años y con pronósticos desalentadores para la inminente, una serie de anuncios logró mejorar las expectativas y que se encare al verano con más optimismo.

A mediados de año, cuando el intendente Carlos Arroyo repetía una y otra vez que la temporada 2017 sería “excelente“, ningún marplatense le creía. El fantasma de una temporada desastrosa como fue la del 2016 seguía rondando por las calles de la ciudad materializándose en numerosos comercios cerrados, y era muy difícil creer que los dichos del Jefe comunal no eran más que un augurio sin sostén fáctico.

Con el flamante verano calentando las calles, ya la visión es otra, tal como lo manifestado por Avedis Sahakian, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, quien aseguró a El Marplatense que la expectativa para esta temporada es buena, después de un año “muy difícil y complicado” y de un verano deliberadamente “malo”.

En ese sentido, Sahakian sindicó a abril, mayo y parte de junio como “los meses más difíciles”. Recién luego de las vacaciones de invierno “se fue reacomodando” la situación en la ciudad, y sobre fin de año, y tras el anuncio de la vuelta del tren, sumado al aumento en la conectividad aérea entre Mar del Plata y otros puntos del país, se pudo cambiar la perspectiva a futuro.

Actualmente, existen vuelos que conectan a la ciudad con Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Mendoza y Rosario, y desde el 2 de enero próximo, Salta. En cuanto a la vuelta del tren, actualmente se están realizando las denominadas “marchas blancas” que son viajes sin pasajeros para comprobar el estado de las vías y para optimizar el tiempo total de duración del viaje. Debido a que no se registraron avances en esas pruebas, aún no hay certezas sobre cuándo el tren comenzará a funcionar normalmente. En un principio, se había anunciado que eso sucedería a principio de diciembre.

“Fue un año malo que concluye con una expectativa buena y el éxito dependerá del esfuerzo que pongamos todos para empujar y llevar adelante la situación”, consideró Sahakian, quien indicó que “sería muy importante” que no se registren “inconvenientes” como “huelgas de municipales o de recolectores de residuos” que “afectan tanto el normal funcionamiento de la ciudad”.

De cara al 2017, Gabriela Magnoler, titular del Ente Municipal de Turismo (Emtur), anticipó que se continuará trabajando en tres “temas fundamentales”: la conectividad aérea, un plan de comunicación y el desarrollo de unidades turísticas fiscales, para los cuales se buscará “desarrollar herramientas”.

Con ese objetivo, el Municipio busca ampliar el Aeropuerto local Astor Piazzolla para que comiencen a arribar a la ciudad vuelos internacionales para aumentar y mejorar la conectividad de la ciudad. “Nación, Provincia y el Municipio están trabajando conjuntamente por y para la ciudad”, aseguró la funcionaria.

Días atrás, se realizó en Buenos Aires una audiencia pública para debatir los pedidos formulados por aerolíneas bajo costo que pretenden operar nuevas rutas aéreas en el país. Se presentaron cinco empresas, de las cuales cuatro ya han manifestado por escrito su concreto interés de operar con el aeropuerto de Mar del Plata.

Según adelantaron fuentes consultadas por este medio, con la llegada de este tipo de aerolíneas, un pasaje a Buenos Aires ida y vuelta tendría un costo de alrededor de 1200 pesos, y también se realizarían promociones con ofertas 2×1. Cabe señalar que las plazas disponibles serán menores por las características de estos aviones: la firma Avian dispondrá unidades de 72 plazas, mientras que en las otras aerolíneas oscilarán entre las 60 y 90.

Esta batería de anuncios y programas permiten pensar que la inminente temporada revertirá lo sucedido durante la anterior y permitirá encarar un 2017 con otra perspectiva, dado que, históricamente, el éxito (o no) del verano incide directamente sobre los meses posteriores.


 

Comentarios