La gran adicción al juego

La nueva película de Pablo Rago y Alejandro Awada está basada en la novela de Fiódor Dostoyevski. Por Héctor Peirou

Por Redacción

jueves 29 de diciembre, 2016

-La novela “El jugador” de Fiódor Dostoyevski escrita en 1866 y publicada al año siguiente, hoy vigente en la cartelera local. El escritor ruso expone su propia historia y su gran adicción al juego de la ruleta. La narración se desarrolla en primera persona desde el punto de vista de “Alekséi Ivánovich”, el tutor de una familia rusa que vive en una suite de un hotel en la ciudad de Roulettenbourg situada en Alemania. La obra literaria también es una genuina “postal” de aquellos tiempos donde no faltan las ambiciones personales y el amor y las adiciones.

Por Héctor Peirou

La novela en cuestión ha tenido varias versiones, tanto en Hollywood como en Europa. Ahora “El jugador” ha sido tomada por el cine nacional y estrenada recientemente. La dirección es de Dan Gueller y el elenco está conformado por Pablo Rago, Alejandro Awada, Lali González, Guadalupe Docampo y entre otros Esteban Bigliardi. La gran parte de esta producción fue rodada en Mar del Plata, obviamente en el Casino Central –por la trama argumental– y el Hotel Provincial, entre otras locaciones en nuestra ciudad.
Claro que tiene determinados parecidos a la obra literaria rusa, por obvias razones hay cambios de geografía, historia, costumbres y épocas. Aparecen temas como las drogas, la compra de bienes raíces para blanquear dinero, pero por sobre todas las cosas las luchas intestinas de una familia que entabla una “guerra” porque todos quieren para sí el dinero de la herencia familiar.
No es un drama, todo está contado en tono de comedia con profundos toques de humor, pero quizás lo más valedero que ha logrado el director –Dan Gueller–, es mantener un suspenso intrigante que atrapa a todos los espectadores. Si bien no es la gran película argentina del año, no deja de ser interesante, desde la trama y también por los trabajos protagónicos de Pablo Rago y Alejandro Awada.
“El jugador” en definitiva es una fina comedia de enredos donde se mezclan con mucho equilibrio, las adjetivaciones señaladas más arriba donde la trama central se basa en aquello que indica el título. La pasión por el juego es visceral y pasional donde se pierden fortunas a un ritmo vertiginoso. Esta muy correcto el desarrollo de la narrativa ya que es muy dinámica y nunca pierde el ritmo. Muy buena la fotografía y los momentos en que la música toma su protagonismo. Además y una vez más, la “escenografía” es natural: Mar del Plata con imágenes impactantes.
Hay que ver cine argentino porque en cada entrada que se vende, un porcentaje de esos ticket es reinvertido en seguir activando la industria cinematográfica nacional y fuentes de trabajos para todos los oficios. En este caso es buen producto nacional con excelente trabajos.

DOSTOIEVSKI LLEVADO AL CINE

La primera novela del autor ruso en llegar al cine fue en 1935, “Crimen y castigo” dirigida por José Von Sternber que protagonizaron Peter Lorre, Edward Arnold y Marian Mashs. El mencionado realizador alemán hizo una adaptación muy singular y nada descartable de esta obra cumbre de la literatura.
En tanto que “El jugador” llega a pantalla y que conocimos en 1997 fue dirigido por Karoly Makk teniendo como actores principales a Michael Gambon en el rol del propio Fedor Dostoievski.
En el año 2002 conocimos otra versión de la célebre novela “Crimen y castigo” de Menahem Golan que tuvo un elenco multiestelar e internacional como las siguientes figuras: Crispin Glover, Vanessa Redgrave, John Hurt, Margot Kidder, Jhon Neville y Sophie Ward. Pero hay mucho otros títulos que se versionaron en la pantalla grande.

 


 

Comentarios