Burzaco reconoció que analizan mejorar la seguridad presidencial

El secretario de Seguridad de la Nación se refirió a las agresiones que sufrió Macri en Villa Traful y Mar del Plata. Están “analizando si hubo errores” en los últimos actos.

Por Redacción

sábado 31 de diciembre, 2016

Luego que el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, fuera víctima en Neuquén de otra agresión similar a la que había sufrido en agosto en la ciudad, desde el Ministerio de Seguridad de la Nación se refirieron a los episodios violentos que ha sufrido el mandatario y aseguraron que se están haciendo distintos análisis para identificar qué “errores” hubo en los operativos de seguridad presidencial.

“Se están haciendo todos los análisis para corroborar si hubo errores y mejorar nuestras practicas de seguridad”, reconoció el funcionario nacional, quien consideró que la predisposición de Mauricio Macri de querer “estar cerca de la gente” lo expone a este tipo de “situaciones de riesgo”.

“Lo dijo el Presidente: a el le gusta estar cerca de la gente y cuando se está cerca se puede exponer a situaciones de riesgo. Lo importante es que la justicia actué y que realmente sigan detenidos los culpables de esos actos de violencia”, sostuvo Burzaco, quien este viernes encabezó la presentación oficial de la Agencia Regional de la Policía Federal Argentina.

El pasado miércoles, cuando el Presidente de la Nación se dirigía a la inauguración del Centro de Interpretación e Información Turística de Villa Traful, recibió piedrazos que impactaron sobre el vehículo en el que se trasladaba y que ocasionaron la rotura de vidrios. “Un grupo de alrededor de diez personas lanzó piedras al vehículo en que se desplazaba”, se había informado desde Presidencia.

El último antecedente de estas características que vivió Macri se remonta precisamente a mediados del mes de agosto en Mar del Plata. En esa oportunidad, el jefe de Estado se presentó junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en Belisario Roldán para hacer una serie de anuncios importantes en materia de hábitat para distintos barrios de la ciudad. Sin embargo, todo quedaría en un segundo plano tras los graves incidentes y hechos de violencia posteriores que opacaron toda la jornada.

Burzaco, a su vez, descartó la posibilidad de que se hagan replanteos en los operativos de seguridad aunque aseguró que el jefe de Estado no perderá su “contacto con las personas”. “Los operativos de seguridad son siempre dinámicos y uno aprende a partir de las experiencias”, dijo, y agregó: “Lo que está claro es que hay que preservar la seguridad para que aún en contextos difíciles el Presidente pueda tener contacto con la gente”.

“Estamos tratando de bajar los niveles de violencia en el país y estos actos van en contra de lo que ha sido la tendencia del año que es reducir de hechos violentos, homicidios y atentados. Estos hechos de violencia no deben quedar impunes”, sentenció el funcionario nacional.

 


 

Comentarios