Ansiedad por mostrar resultados positivos en la economía en año electoral

Por Roberto Manuel Ortea

Por Redacción

miércoles 15 de marzo, 2017

El Ministro de Hacienda, Nicolás Dujvone, y su segundo Sebastian Galiani, han anunciado por distintos medios periodísticos que ha terminado la recesión, algunos analistas privados afirman lo mismo, y muchos otros dicen lo contrario, en el medio está el ciudadano común que mira el bolsillo y le da la sensación que está más flaco. Trataremos de analizar entonces en que punto se encuentra la economía nacional para lo que falta de 2017.

El primer punto es considerar que significa salir de la recesión, técnicamente tener dos trimestres seguidos con expansión de la economía nos ubica fuera de la recesión, miremos entonces en ese contexto las declaraciones de Galiani, según en viceministro Argentina creció al 0,9% en el IV Trimestre de 2016, y da por descontado una expansión en el I Trimestre de 2017, de ahí el optimismo reinante en el Palacio de Hacienda en materia de actividad económica.

Ahora bien, el Indec aún no ha publicado los datos del PBI del IV trimestre de 2016, y a su vez no habría porque desconfiar de un funcionario oficial que tiene información privilegiada sobre el particular, todos los indicios de actividad publicado van en otro sentido. Veamos los principales publicados entre los meses de octubre de 2016 y febrero de 2017. Hemos escogido el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE); el Estimador Mensual Industrial (EMI) y el Índice Sintético de la Actividad de Construcción (ISAC) elaborados por el Indec; la evolución de los stock de Prestamos y Depósitos Privados en términos reales informados por el BCRA, y por último la cantidad de empleo privado que publica el Ministerio de Trabajo.

En el cuadro podemos ver que, tanto horizontal como verticalmente, hay en todo el período una predominancia negativa en los índices, lo que nos indica que el nivel de actividad de la economía aún es débil, pero observemos que todos lo indicadores van mejorando mes a mes, y claramente la tendencia es a la mejora. En conclusión, podemos diferir con el viceministro en cuanto a los plazos técnicos de la salida de la recesión, pero coincidimos en que la economía pego la vuelta y durante 2017 volveremos a crecer.

Pero si la economía está claramente con un cambio de tendencia, ¿porque aún la sensación de mejora no se siente en la economía? La explicación debemos encontrarla en dos puntos fundamentales: a) si bien el empleo se viene recuperando claramente desde octubre pasado, aún en diciembre estaba 0,5% por debajo que a finales de 2015, lo que significa que aún unas 40.000 personas han perdido sus empleos en el último año; b) y eso, en conjunto con una pérdida de 5% en el poder adquisitivo de los salarios durante 2015, hacen que en conjunto el consumo privado impida consolidar la recuperación.

Resumiendo, no caben dudas que los niveles de actividad mejoran durante este trimestre, pero las mejoras se sentirán recién en el consumo durante el II trimestre, con la salvedad que lo mismo dependerá fuertemente de los resultados de las paritarias que permitan recuperar el poder adquisitivo de los salarios.

 

Lic. Roberto Manuel Ortea – twitter: @rortea

 


Aclaración: los conceptos vertidos de quienes opinan son absoluta responsabilidad del firmante.


 

Comentarios