“Todos padecen el peso de la ley”

Fernán Mirás estuvo en la presentación de su primera película como director, que fue rodada en Mar del Plata y Necochea.

Por Redacción

domingo 26 de marzo, 2017

La película “El peso de la ley” es uno de los estrenos de cine de esta semana, y tiene un significado especial para Mar del Plata. El film que marca el debut como director de Fernán Mirás, protagonizado Paola Barrientos, Maria Onetto, Darío Grandinetti y Daniel Lambertini, tuvo su presentación oficial en la ciudad, con presencia de parte del elenco.

Gloria Soriano (Paola Barrientos) debe defender a un acusado de violación al que considera culpable. En toda su carrera jamás le toco defender a un inocente y tal vez esa sea una de las causas de su desencanto por su profesión y por el sistema legal.

Su vocación adormecida parece despertarse cuando se ve obligada a litigar contra la fiscal Rivas (Maria Onetto),  quien fue su admirada profesora  en la facultad de derecho

El sistema legal ha convertido a la Fiscal en lo contrario de lo que enseñaba y su vínculo intimo con el juez de la causa (Dario Grandinetti) dejan en desventaja a Gloria.

Mientras en un pueblo que parece abandonado por la civilización, los supuestos víctima y victimario padecen las humillaciones y vejámenes a manos del sistema legal. Una justicia ciega a los dolores que provoca su burocracia.

Gloria lucha para que su idea de la justicia tenga sentido y por no convertirse en alguien como Rivas...pero si algo aprendió Gloria de su profesora, es que la justicia no existe, existe solamente, lo que se puede probar

Esta es la trama que plantea “El peso de la ley”, película escrita por Fernán Mirás y Roberto Gispert, cuyo germen es un expediente real.

“Roberto me dijo hace un tiempo que teníamos que escribir una película sobre ese expediente”, comentó Mirás, durante la presentación que se realizó el viernes en el Cine Ambassador. “Basó su tesis para recibirse de abogado en este caso. Nos parecía un caso en donde el sistema judicial se encarga de arruinarle la vida tanto al acusado como a la víctima. Ese guion fue creciendo, y pensamos como el peso de la ley cae sobre la víctima, el acusado, el juez, la fiscal, la abogada, y hasta al último secretario. Hicimos un montón de entrevistas con el Poder Judicial, y sentimos que todos padecían el peso de la ley. De eso se trata esta película”, agregó.

En cuanto al rodaje, se desarrollaron las locaciones de exteriores en Necochea, y las de interiores en Mar del Plata. "Filmamos muchísimo en la Municipalidad. Y nos tuvieron toda la paciencia", relató.

“Tuvimos muchas complicaciones, sobre todo climáticas y de todo orden. Pero tengo la satisfacción de que conozco entera la historia, y al verla se lo que hizo cada uno. Así que les voy a agradecer a todos los que participaron por el resto de mi vida”, dijo Mirás sobre el proceso que vivieron a partir del rodaje que se desarrolló en 2015.

 


 

Comentarios