Los veraneos en décadas pasadas reflejados en la pantalla grande

La película “La Serena-El lugar en mi mundo”, está basada en experiencias personales de Martin Aguayo Salas, y se rodará en Mar del Plata.

Por Redacción

sábado 15 de abril, 2017

Durante su infancia y adolescencia, Martin Aguayo Salas, pasaba los veranos en Playa Serena, y fue guardando en su memoria anécdotas y vivencias en las que se basó para escribir una historia que se transformará en película, y se rodará en Mar del Plata.

“La Serena- El lugar en mi mundo” será el título de este film que muestra a la familia Inchauspe, que pasa las Fiestas en la casa de vacaciones que tiene en Mar del Plata.

Andrés, un hombre común pisando los 60 años, decide durante el transcurso de la cena de Navidad, comunicarle a su familia, su muy estudiada idea de irse a vivir donde ha pasado los veranos desde que era niño.

A medida que avanza la cena, Andrés comienza a ser apoyado y cuestionado por opiniones divididas de familiares.

Aparecen así, los temas centrales que han marcado la mesa de más de una generación de argentinos que veranean en Mar del Plata: la familia, la libertad, el amor, el egoísmo y la política. Y en esta historia, “Tío Esteban”: figura paterna del personaje principal a partir del fallecimiento de su progenitor.

El relato está enmarcado en las temporadas de veraneo marplatense entre 1968 a 1984, dónde aparecen los entrañables personajes de playa (vendedores ambulantes, guardavidas, carperos, bañistas etc.); objetos de consumo, locaciones; música y vestimenta de época que llevan a ese Mar del Plata de turismo masivo, alegre y derrochón.

Las dudas existenciales que pasan por la cabeza de los personajes son la de todos los veraneantes que han sido felices durante las vacaciones y piensan que podrían haber prolongado este estado si hubiesen elegido quedarse a vivir junto al mar.

¿Puede, todavía, alcanzarse la felicidad en la madurez? ¿Puede uno cambiar el presente y buscar en los caprichosos fragmentos del pasado el puntapié inicial que nos  permita vivir mejor el resto de nuestras vidas?

Este es el planteo de la película escrita por Martin Aguayo Salas, quien por sus experiencias vividas empezó a construir esta historia.

“Las vacaciones en esa época (1968/84) eran atípicas, ya que se extendían por 1 ó 2 meses en los que veraneaba la familia”, explica Salas a El Marplatense. “Dentro de esa historia, se van desarrollando conflictos propios de las distintas edades, como problemas familiares y amores”, agrega.

En cuanto al lugar elegido, Playa Serena, es el que Salas transitó. “Muchos recuerdos son propios, y otros de amigos. Cuando uno reconstruye la historia, los recuerdos no siempre son iguales. Quizás otra persona vivió exactamente lo mismo pero la carga emocional es diferente. Es representativa de un momento”, reflexiona.

“Tiene que ver cómo se reflejaba todo en esta ciudad que fue creciendo al ritmo del veraneante. Y no solo muestra la vida del veraneante, sino también la del que vive y trabaja en la ciudad. Recuerdo que, en esos años, una persona iba a la playa con pantalón y camisa, y cuando llegaba se lo sacaba. Los vendedores también estaban de punta y blanco. Eso ha ido cambiando”, rememora.

La película tendrá reconstrucción de época, con vestuario acorde, además de los vehículos que se vean.

“Tenemos mucha confianza en el proyecto”, opina, ya que se encuentra en proceso de presentación al INCAA, y la intención es filmar cuando culmine el próximo verano -entre marzo y abril de 2018-, para lo que se haría una convocatoria a actores para septiembre u octubre de este año. “Es necesario que la ciudad se identifique y participe en el proyecto”, anhela, y adelanta que la idea es además de un elenco marplatense, tenga otras figuras conocidas del cine nacional para la escena que refleje el presente de los personajes en la cena de Navidad.

 


 

 

Comentarios