Menores en la calle: “Es una pandemia el nivel de maltrato y de violencia”

Desde la Dirección municipal de Niñez y Juventud reconocieron un grado de violencia alarmante. También manifestaron dificultades en la contención de los adolescentes, ante su negativa a recibir asistencia. “Las situaciones de abuso sexual en estos casos son muy habituales”, aseguraron.

Por Redacción

miércoles 17 de mayo, 2017

La violencia intrafamiliar se desprende desde hace tiempo como una de las variables que más preocupa a la Justicia. Y la vulnerabilidad social en la que se ven envueltos distintos menores, que terminan desolados en la calle, no escapa a ese contexto violento y hostil.

Desde la Dirección municipal de Niñez y Juventud brindaron su mirada sobre el escenario que atraviesa a Mar del Plata y también advirtieron un nivel de maltrato creciente, a partir de los operativos que se realizan para brindar contención a los menores que están en situación de calle. “La calle no es un ámbito para los niños, es un zoológico”, remarcaron.

Nuestros operadores se sorprenden de lo habitual que son las situaciones de abuso sexual. Es algo muy habitual en los niños. Se puede asegurar en los últimos años que se ha incrementado en forma geométrica la violencia de todo tipo ya sea moral, psíquica y física”, aseguró a El Marplatense el Subsecretario de Niñez y Juventud, Adrián Lofiego.

En la misma sintonía, el funcionario remarcó que “la escalada de violencia en los últimos años es impresionante”. “Es una pandemia el nivel de maltrato y de violencia. Los umbrales se han corrido a situaciones muy graves”, manifestó.

Al puntualizar sobre la realidad de los menores en las calles marplatenses, Lofiego diferenció a Mar del Plata del resto de las ciudades de la Provincia. “Acá las distancias son mucho menores y cualquiera de los chicos que suele estar en la calle, no es que está viviendo; esporádicamente se encuentra allí. Y esto puede ser por varios motivos, pero lo que transversaliza es el maltrato, las dificultades de vivir con un grupo familiar y las peleas en los barrios de orígenes que hacen que venga a la zona céntrica”.

“Hay vaivenes. Hay épocas en donde hay más chicos. En el verano se ven más asiduamente porque vienen menores de edad del conurbano y otras provincias”, dijo el funcionario, quien profundizó sobre las tareas de la comuna: “Nosotros intervenimos ante algún tipo de denuncia o algun tipo de recorrida habitual que hacemos cuando lo detectamos”.

Lofiego también reconoció dificultades al entablar los vínculos con los menores, ya que en gran medida se “niegan a recibir asistencia”. “Nosotros trabajamos con la voluntariedad de los chicos. Cuando van operadores de calles a ofrecerles a los chicos un lugar mejor con comida, para que se puedan bañar, muchas veces no acceden a esto y ahí se entra en un conflicto importante. Nosotros tenemos que evaluar, con pocos elementos en cuanto a datos, qué es lo que se puede hacer con ese chico”, explicó.

“La calle no es un ámbito para los niños, es un zoológico. La ley del más fuerte. En realidad, no es para ningún hermano pero se profundiza con los chicos”, sostuvo el referente de la Dirección municipal de Niñez y Juventud.

En este marco, el funcionario aseguró que los operadores que intervienen en las distintas recorridas por las calles de la ciudad se encuentran con situaciones de violencia “increíbles” que aún les “sorprenden”. “Las cosas con las que nosotros encontramos son increíbles y nos sorprenden. Cuando veo un operador con muchos años de experiencia y me cuenta lo que vio, con sorpresa y angustia, da cuenta de que cada vez hay más maltrato y violencia para con estos chicos“.

 


 

Comentarios