Advierten a jubilados por reiteradas estafas telefónicas en la ciudad

Después de que se desbaratara una banda de la comunidad gitana, desde la Fiscalía de Delitos Económicos aseguraron que “permanentemente” se reciben denuncias por este tipo de modalidad delictiva, conocida como “cuento del tío”.

Por Redacción

jueves 15 de junio, 2017

Después de que fuera desbaratada una banda en la que estaban involucradas ocho personas de la comunidad gitana por cometer estafas telefónicas a personas mayores, desde la Fiscalía de Delitos Económicos advirtieron a jubilados por la reiterada cantidad de hechos que se enmarcan en esta modalidad delictiva, conocida como “cuento del tío”.

“Tenemos permanentemente denuncias sobre este hechos conocidos como ‘cuentos del tío, que se realizan a través de llamados telefónicos”, aseguró a El Marplatense el fiscal Fernando Berlingeri.

Al puntualizar en algunas recomendaciones y advertencias para no caer en este tipo de hechos, el representante del Ministerio Público Fiscal aclaró que si hay temas vinculados al dinero, “no existe motivo alguno por el cual un funcionario de un banco o un contador vaya hasta a un domicilio y retire dinero”.

“Este tipo de operaciones no existen como tampoco esta venta de dólares apresurada por una supuesta devaluación”, sostuvo el agente fiscal, quien también reconoció que en este tipo de hechos, los estafadores colectan datos personales de las víctimas “a medida de que van hablando con las personas”.

Ante esa situación, Berlingeri instó a que si en el llamado la persona de la tercera edad “cree que está hablando con el sobrino o con el nieto, en vez de responder preguntas, debe hacerlas”. “Tiene que preguntarle a ese supuesto sobrino o nieto, referencias personales”.

Asimismo, el fiscal de Delitos Económicos señaló que bajo esta modalidad, los llamados, haciéndose pasar por presuntos familiares, siempre están dirigidos a teléfonos fijos ya que se efectúan a partir de una búsqueda en la guía telefónica. “Son muy parecidas las frases, las formas y los motivos que adjudican para realizar el cambio de dinero”, indicó.

“Antes de abrir la puerta a cualquier persona que no conocen, hay que llamar al 911 o a la empresa de la cual la persona dice venir en representación”, aconsejó, y concluyó: “Si es un edificio, no tienen problema en presentarse igual. El llamado por el portero eléctrico y que el abuelo baje, ya tienen el 80 por ciento de la operación cumplida”.

 


 

Comentarios