“El Centro de Menores de Batán no tiene un tratamiento para las adicciones”

Así lo denunció el fiscal del Fuero de Responsabilidad Juvenil, Marcelo Yánez Urrutia, quien advirtió que en toda la Provincia hay “jóvenes que necesitan hacer un tratamiento y no pueden en virtud de que este cupo ya está culminado”.

Por Redacción

martes 20 de junio, 2017

Desde el Fuero de Responsabilidad Juvenil expresaron su preocupación por la falta asistencia a jóvenes que necesitan tratamientos por problemas de adicciones y remarcaron que el Estado “no está cumpliendo su rol desde la parte de la prevención”.

En diálogo con Radio Mitre Mar del Plata, el fiscal Marcelo Yánez Urrutia aseguró que en general se trata de “jóvenes que ya han tenido otros conflictos con la ley penal, derivados de la falta de atención en lo que tiene que ver con las adicciones”.

En este marco, el fiscal de la especialidad afirmó: “Son jóvenes con grandes problemas de adicción y el Centro Cerrado de Batán no cuenta con un programa de psiquiatras permanente a los fines de tratar estas cuestiones y los profesionales que han intervenido han dictaminado que estos jóvenes deben estar en un instituto especializado, a puertas cerradas, por el tema de adicciones”.

“En la provincia de Buenos Aires, lamentablemente el poder ejecutivo no tiene un instituto que sea del Estado y se trabaja con institutos privados. El único que atiende en estos casos, Casa del Sur, se encuentra en la localidad de Moreno”, sostuvo.

Asimismo, Yánez Urrutia criticó que “el Estado tiene un convenio por determinados cupos, esos cupos sobresalen de la cantidad de jóvenes con problemas de adicciones que hay en la provincia de Buenos Aires y no se busca la posibilidad de obtener más cupo”.

Tenemos jóvenes que necesitan ingresar, necesitan hacer el tratamiento y no se puede hacer en virtud de que este cupo ya está culminado. Esto preocupa porque son jóvenes que en cualquier momento tienen que recuperar la libertad, porque las prisiones preventivas no son eternas, y van a volver a la ciudad, a la calle y van a seguir con la misma situación de drogadicción con la que ingresaron porque no están teniendo el tratamiento que corresponde”, explicó al programa Antes que sea tarde.

El fiscal comentó que actualmente interviene en “dos casos particulares que los informes han dado que son peligrosos para sí y para terceros y que necesitan tratamiento por un tema de estupefacientes en un instituto cerrado”.

“Hace un tiempo que están en el instituto de Batán sin un tratamiento adecuado. La jueza ha intimado al Gobierno de la provincia de Buenos Aires, en este caso al titular de Responsabilidad Penal Juvenil, para que busque urgente este cupo o un lugar que ayude a estos jóvenes según su problemática”, indicó.

Yánez Urrutia también reprochó que “se espera a que cometan hechos graves para que la justicia penal intervenga por ese conflicto, se le dicte una prisión preventiva, estén privados de su libertad en un lugar en donde los tienen simplemente resguardados un tiempo, pero no se les da el tratamiento que corresponde”.

Lamentablemente este instituto, pese a la buena predisposición del director y de los operadores, no tiene un tratamiento para las adicciones y esto es lo que se necesita. No un tratamiento ambulatorio, porque ellos sí los sacan, los llevan al CPA, tienen entrevistas con psicólogos y los vuelven a llevar al instituto. Estos chicos tienen problemas de abstinencia, necesitan un psiquiatra, tal vez hasta ser medicados farmacológicamente”, señaló sobre el Centro Cerrado de Batán.

En esta línea, describió: “Sabemos que hay un uso, un abuso y una adicción. Cuando pasamos a la tercera fase de adicción, el joven ya no tiene la posibilidad de discernir de querer hacer un tratamiento ambulatorio, tiene que hacerse compulsivamente y tiene que hacerse en un instituto cerrado, donde lo ayuden a hacer el tratamiento”.

“En Mar del Plata, tenemos jóvenes que pasan a la tercera fase de este tema de estupefacientes, que es la fase que son adictos. No pueden ellos tener la capacidad de comprender que es un tratamiento necesario y hay que internarlos. Y se tienen que internar en una institución cerrada. Mar del Plata no la tiene, la Provincia tiene uno y es privado. Lo que tiene que hacer el Gobierno es firmar más convenios para tener más cupo para que los jóvenes ingresen y se le hagan los tratamientos que corresponden”, concluyó el fiscal.


 

Comentarios