7° C
Clear
Clear

Familiares de víctimas del Repunte se hicieron sentir en el Puerto

A tres semanas del hundimiento, las familias marcharon este sábado en gran número. “Pedimos asistencia, que continúe la búsqueda de los desaparecidos con rastrillaje terrestre y que cambien las condiciones de seguridad en los barcos”, indicó Gabriela Sánchez, hermana de Gustavo, el capitán que se encuentra desaparecido junto a los otros seis tripulantes que son buscados en el sur del país.

Por LP

sábado 8 de julio, 2017

A tres semanas del hundimiento, los familiares de las víctimas del barco El Repunte se hicieron sentir este sábado, con una numerosa marcha en el Puerto de Mar del Plata. La movilización englobó el reclamo de asistencia de las familias, el pedido de que continúe la búsqueda de los desaparecidos con una mayor intensidad en el rastrillaje terrestre y la exigencia de mejoras en las condiciones de seguridad de los barcos.

En diálogo con El Marplatense, Gabriela Sánchez, hermana del capitán del barco, Gustavo Sánchez, señaló que “nosotros insistimos en esos tres puntos. Pedimos lo del rastrillaje terrestre porque el cuerpo que se encontró al día siguiente, prácticamente estaba flotando en la costa. Y la cantidad de materiales que han encontrado los familiares de (Fabián) Samite han sido todos en la costa. Entonces, están haciendo el rastrillaje las familias y los bomberos voluntarios.  Ahora leí que recién ayer se sumó gendarmería…”.

Tras recordar que “la Gobernadora Vidal nos dijo que se iba a ocupar de los familiares y que se iba a ocupar de la búsqueda terrestre”, Sánchez remarcó que “las familias no hemos tenido cambios ni acciones concretas”.

Asimismo, sobre el estado de los barcos, Sánchez puntualizó que “desde que abrimos la página de Facebook nos llegan innumerables cantidades de denuncias de cómo están saliendo los barcos”.  “Por eso vamos a seguir marchando”, aseguró.

Mientras tanto, la hermana del capitán se refirió a las condiciones en las que salió el barco. “Es importantísimo que bajen a revisar, porque va a ser la prueba de que ese barco no estaba en condiciones de navegar. Los dos sobrevivientes dijeron que empezó a entrar agua en el casco y que en un momento, cuando se dieron dos o tres olas seguidas, se sentía como un martilleo en las chapas, tan fuerte que se les hundió una chapa de la cocina. La realidad es que había mal tiempo pero no era ese temporal del siglo que están diciendo.  Para nosotros es importantísimo que se filme como está el barco”, sostuvo.

Por otra parte, Sánchez cuestionó la labor del prefecto mayor Gustavo Campanini, al señalar que  “cuando Campanini sale en los medios diciendo que encontraron cosas, la mitad de las cosas las encontraron las familias.  Cuando yo le digo a Campanini en la cara que el barco había salido con un parche en el casco, el me dice: “No, fueron a dique seco”. Y el barco nunca  fue a dique seco e el 2017. Nosotros a Campanini no le podemos creer mucho”. En tal sentido, admitió que varias familias eligen consultar en Rawson, lugar donde se hundió el barco, para enterarse de los avances de la búsqueda: “Llamamos a Rawson porque tenemos gente conocida y nuestros familiares estuvieron allá. Claro que sería más fácil hablar con Campanini, pero no le creemos nada, porque ellos también eran los responsables de inspeccionar cómo salía El Repunte, que salió como salió”.

“A tres semanas del hundimiento, nos mandan un equipo de psicólogos”

A su vez, la hermana del capitán del Repunte manifestó que hubo “destrato” desde las autoridades políticas hacia las familias. “Lo único que tenemos en concreto, que parece un chiste pero es real, es un equipo para atención en el momento de catástrofe, que va  a llegar mañana, a tres semanas del hundimiento. Un equipo que nos hubiera servido mucho en el momento de la crisis, cuando pasó esto”, explicó

En tal sentido, Sánchez aseguró que  “es un equipo interdisciplinario, de profesionales, que hacen una intervención en el momento de la crisis, cuando la familia está viviendo la catástrofe. Es un equipo de psicólogos y distintos profesionales, pero nosotros lo necesitábamos en el momento más crítico. Ni sabíamos que existía, porque lo hubiéramos pedido. Pero es tal el destrato con los familiares, que no tuvieron ni la más mínima delicadeza. No entiendo por qué hacen estas cosas”. “Son 10 familias, y en Mar del Plata viven 8, porque una familia es de Rosario y otra es de Madryn. ¿Tan difícil era para Nación o Provincia mandar un equipo de psicólogos?”, se preguntó.

Por último, en relación con la situación económica de las familias, Sánchez expresó: “Las familias han cobrado algo por los dos viajes que se alcanzaron a hacer, pero hay casos muy complicados. Gente que alquila, señoras con siete hijos… Hay casos muy embromados”. “Hasta que no nos den respuesta en los tres puntos que planteamos no vamos a dejar de marchar ni de denunciar las cosas que pasan en el Puerto”, concluyó.

Comentarios