Caso Lucía Pérez: “De ningún modo se puede probar el abuso sexual”

Maria Laura Solari, defensora oficial de los tres imputados por el crimen de la adolescente de 16 años además aseguró que la menor “no fue lavada” luego de su muerte y que “no existió agonía” durante su fallecimiento.

Por Redacción

viernes 1 de septiembre, 2017

Luego del informe de la Junta Médica que realizó la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires sobre la muerte de Lucía Pérez, la defensora oficial de los tres imputados del caso aseguró que “de ningún modo se puede probar que haya habido un abuso sexual”. Además, la letrada sostuvo que la menor “no fue lavada” luego de su muerte y que “no existió agonía” durante su fallecimiento.

“Lo más importante que ha arrojado la Junta Médica es que de ningún modo se puede probar que haya habido un abuso sexual por parte de los imputados en relación a la menor fallecida”, dijo en diálogo con El Marplatense María Laura Solari en relación a la hipótesis que manejaba la Fiscalía. Luego, la abogada manifestó que, el resultado de la Junta Médica muestra que las relaciones sexuales que habría mantenido la menor con Farías -uno de los tres imputados del caso- “podrían haber sido perfectamente consentidas y no hay ninguna prueba que esas relaciones no lo hayan sido”.

Por otra parte, Solari negó el hecho de que la menor haya sido lavada luego de su muerte porque “no hay ningún dato que permita sostener esa hipótesis”. Además, la abogada aseguró que la menor “no sufrió agonía” al momento de su muerte. Así, los resultados de la Junta Médica hechan por tierra lo que había asegurado en su momento la Fiscal María Isabel Sánchez sobre la causa.

Sobre la hipótesis que sostenía que Lucía había sido empalada al momento de su muerte, la defensora de los imputados aseguró que el resultado de los análisis que se realizaron sobre el cuerpo demostraron que “claramente arroja otra conclusión que es que de ninguna manera hay signos de empalamiento”. En este sentido, la letrada arremetió contra los medios de comunicación por “haber dicho que había fallecido por el dolor del empalamiento”.

Por último, Solari sostuvo que si bien “no hay una certera causal de muerte”,  los resultados que arrojó el análisis de la Junta Médica “arriba a una probable causa de muerte como sería una congestión y edema pulmonar debido a una causa tóxica”. “Descarto que hubo una anulación de la conciencia. La muerte fue violenta por oposición a natural, pero podría tratarse de una cuestión accidental”, sentenció la abogada.

Hasta entonces, en la causa permanecen tres personas detenidas en el marco de la investigación: Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel, quien se encuentra imputado por “Encubrimiento Agravado”. Se presume que los dos primeros fueron quienes se encontraban en la casa en el momento del hecho y que Maciel colaboró con el traslado del cuerpo al centro de salud del barrio una vez que Farías solicitó ayuda ante el hallazgo sin vida de Lucía.

A partir del informe de la Junta Médica que presentó este viernes la Junta Médica, la fiscal María Isabel Sánchez deberá resolver si decide la elevación a juicio de los imputados o si solicita su sobreseimiento. El plazo límite es el 15 de septiembre, fecha que se le concedió para prorrogar el término de la etapa investigativa.

 


 

Comentarios