Caso Lucía Pérez: afirman que murió por "congestión y edema pulmonar"

Así lo concluyó la Junta Médica que realizó a la Suprema Corte bonaerense, que atribuyó estas causas a una presunta intoxicación. Con este dictamen, el informe descarta que la adolescente 16 años haya muerto por empalamiento o en circunstancias de abuso sexual, tal como aseveró la fiscalía en una primera instancia.

Por Redacción

viernes 1 de septiembre, 2017

La Junta Médica que realizó la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires concluyó que Lucía Pérez, la adolescente que fue llevada sin vida hasta el Centro de Salud de Playa Serena en octubre pasado, habría muerto por la "congestión y edema pulmonar de causa tóxica". El estudio se conoce después de las dudas que se desprendieron ante las contradicciones de los distintos informes periciales que se presentaron en la causa para intentar esclarecer los causales del deceso.

Con este dictamen, el informe que realizaron los profesionales designados por el máximo tribunal de Justicia provincial descarta también las hipótesis que fueron planteadas por la fiscalía en una primera instancia, en la que se daba cuenta que la joven de 16 años había sufrido empalamiento y fue víctima de un abuso sexual.

Las conclusiones a las que arriba la Junta Médica ratifican que las lesiones en la región anal de la menor son "indicativas de desgarros de antigua data", por lo que no están "relacionados a prima facie al hecho actual que se investiga".

Asimismo, en el estudio al que tuvo acceso El Marplatense se desestima que el cuerpo haya sido lavado con anterioridad a lo que fue su traslado al Centro de Salud de Playa Serena, al observarse "material de aspecto pulverulento blanquecino en glúteos y zona sacra". "Se desconoce si se ha tomado muestra o es por contacto con suciedad de mesa Morgagni, de no ser así, si la víctima fue lavada, este material no debería estar presente", explicaron.

Uno de los informes forenses había incorporado la hipótesis de que la joven de 16 años habría muerto asfixiada, por sofocación, y que tendría la consciencia reducida al momento de su deceso, como consecuencia del consumo de estupefacientes. Sin embargo, para la Junta Médica, este "mecanismo resulta contradictorio dado que la distensión brusca y el consecuente reflejo se produce por dolor", por lo que no se habría encontrado en estado de inconsciencia.

Con respecto a los planteos que hizo la fiscal María Isabel Sánchez sobre el reflejo vasovagal que habría provocado la muerte de la joven, los peritos de la Suprema Corte aclaran que "en las autopsias se plantea este mecanismo por descarte, cuando no se halla ningún signo orientativo hacia otra causal de muerte" y aseguran que este "no es el caso en cuestión". "Estos dos últimos mecanismos resultan incomprobables con rigor científico", señalaron.

Con los diferentes elementos que se advirtieron al realizar la autopsia de Lucía Perez, la Junta Médica consideró que el causal de muerte "altamente probable" estaría vinculado con "la congestión y edema pulmonar de causa tóxica".

Hasta entonces, en la causa permanecen tres personas detenidas en el marco de la investigación: Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel, quien se encuentra imputado por “Encubrimiento Agravado”. Se presume que los dos primeros fueron quienes se encontraban en la casa de Farías en el momento del hecho y que Maciel colaboró con el traslado del cuerpo al centro de salud del barrio una vez que Farías solicitó ayuda ante el hallazgo sin vida de Lucía.

A partir del informe de la Junta Médica que presentó este viernes la Junta Médica, la fiscal María Isabel Sánchez deberá resolver si decide la elevación a juicio de los imputados o si solicita su sobreseimiento. El plazo límite es el 15 de septiembre, fecha que se le concedió para prorrogar el término de la etapa investigativa.

 


 

Comentarios