La ex presidente y primera candidata a senadora nacional por el frente Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, denunció una “persecución política” por parte del Gobierno y apuntó duras críticas al juez federal Claudio Bonadío, quien en las últimas horas la citó a indagatoria por la causa en la que se la investiga por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

La ex mandataria decidió brindar en el Instituto Patria una conferencia de prensa, por primera vez en 10 años, y sostuvo que la postura de la gestión de Mauricio Macri significa un “deterioro grave de nuestra calidad democrática”.

Con el mismo tenor, Cristina acusó al magistrado de ser el “servidor de los intereses políticos” del Ejecutivo nacional. “Actúa como una correa de transmisión de las obsesiones del Presidente contra la oposición y contra mi persona”, remarcó.

Mirá también:  D'Elía: "Voy a quedar preso sin ningún argumento judicial"

“Hago responsable al presidente Macri de persecución política y de la degradación de nuestra democracia, de hacer un uso partidario y obsceno, inconstitucional, donde el Poder Judicial actúa como una fuerza de tareas del Ejecutivo”, denunció, y añadió: “El Presidente somete a la democracia a un estado de shock con la intención de intimidar a candidatos y votantes de Unidad Ciudadana”.

La principal referente de Unidad Ciudadana cuestionó el llamado a indagatoria que realizó Bonadío ya que dijo que “no sabe por qué” ha sido citada. “En un llamado a indagatoria se debe aclarar por qué delito se lo cita para que uno pueda ejercer su derecho de defensa”, consideró.

Mirá también:  El Gobierno insistirá en el Congreso con la reforma electoral

Cristina volvió a insistir con su concepto de que “no hay un Estado de derecho” en Argentino y señaló que con la citación por la causa, que en parte se desprende por la denuncia que presentó días antes de morir el fiscal Alberto Nisman, se han “cruzado todos los límites democráticos”.

 


 

Comentarios

comentarios