Otra mujer imputada por realizar amenazas de bomba en una escuela

Fue el resultado que de un operativo que llevó adelante en las últimas horas personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) en calle 52 entre 431 y 431 bis. También se incautaron diversos celulares para realizar los peritajes correspondientes.

Por Redacción

miércoles 25 de octubre, 2017

Otra mujer fue imputada en las últimas horas tras un allanamiento que montó personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), en el marco de la labor investigativa que realiza el Ministerio Público Fiscal ante los numerosos casos de amenazas de bomba que se registran en los establecimientos educativos de la ciudad, y que están en sintonía con el panorama provincial.

Fuentes judiciales consultadas por El Marplatense precisaron que el procedimiento se concretó en una vivienda ubicada en calle 52 entre 431 y 431 bis, donde los agentes también incautaron diversos celulares para realizar los peritajes correspondientes.

A partir de las diligencias investigativas y los elementos recabados en la investigación, a cargo del fiscal Eduardo Amavet, se tratará de determinar si la mujer, mayor de edad e imputada por el delito de "intimidación pública", fue la responsable de haber realizado una amenaza de bomba a la Escuela 44, ubicada en calle 479 y 10 de febrero, o si está acción fue llevada adelante por sus hijos.

Semanas atrás, personal de la DDI había realizado otro procedimiento en una casa ubicada en la calle Julián Aguirre al 4500, donde también se decidió imputar a una mujer de 38 años, quien habría llamado a una escuela ubicada en Maipú y Uruguay.

En Mar del Plata son decenas de casos donde se denunciaron amenazas de bomba en escuelas. El fiscal Amavet ya tiene más de 35 hechos, algunos con instancias judiciales que “se encuentran avanzadas”. En la mayoría de los casos son menores de edad que “llevan adelante travesuras para evitar exámenes”, aunque no es una tendencia irrefutable para los investigadores. Sostienen que hay una incitación a cometer estas llamadas. “Hay algo raro, algo que no me cierra”, había analizado el fiscal, en diálogo con este medio.

 


 

Comentarios