16° C
Clear
Clear

“Los clásicos a veces no se ganan con básquet, se ganan con corazón”

El entrenador de Peñarol, Leo Gutiérrez, habló tras el triunfo en el clásico ante Quilmes. Durante la charla en el entretiempo, le pidió a sus jugadores “entrega y que dejen la vida”. Además, consideró que a este plantel “calidad y cabeza le sobra”.

Por Redacción

lunes 22 de enero, 2018

Leonardo Gutiérrez vive los clásicos de forma distinta. Ahora en su nuevo rol de entrenador, una vez terminado el partido, también se emocionó. Fueron lágrimas de desahogo, que descomprimieron. Además, recibió abrazos de sus jugadores, importantes muestras de confianza. Él, luego, con sus declaraciones tras el triunfo por 98-90 ante Quilmes, también los “mimó”, aunque dejó en claro que la entrega total, en su plantel, no se negocia.

Siento alivio, alegría y felicidad. Los clásicos son otra cosa, una final. Entonces cada vez que lo ganás sentís una alegría enorme. El equipo necesitaba una victoria como esta”, dijo el cordobés, máximo ganador de la Liga Nacional con 10 títulos en su época de jugador.

Sobre este último encuentro, Gutiérrez explicó: “Fue un partido desfavorable en los primeros 25 minutos, pero después el equipo encontró el rumbo. Empezamos a achicar la brecha y a hacer mucho daño ofensivamente. En el primer tiempo tuvimos porcentajes horribles, pero después metimos 63 puntos en el segundo. Eso nos ayudó a abrir mucho el juego y a darnos la confianza para ganar”.

– De lo que se puede contar, ¿qué les dijiste en el vestuario en el entretiempo?

(Risas) Les pedí entrega y que dejen la vida. Que los clásicos muchas veces no se ganan jugando al básquet, que se ganan con huevos y con mucho corazón. Eso hicieron en el segundo tiempo.

– Para que este rendimiento sea el comienzo de algo bueno, ¿qué tienen que repetir en la gira por Concordia y Mercedes?

Lo que hicieron en el segundo tiempo. Calidad y cabeza les sobra, tenemos que tener la entrega siempre al tope. Como la Liga es tan exigente, la entrega tiene que estar al 150% o al 200%. Mentalmente tienen que ser todos los días unos caballos e ir a buscar los partidos desde el minuto 0.

Comentarios