Provincia intensifica la asistencia de personas en situación de calle

Desde el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense dispusieron desde principios de mes un dispositivo en 14 de Julio y Avenida Luro para realizar derivaciones a dos paradores. El principal foco está puesto en las personas que permanecen todo el año en la ciudad. Si bien el funcionamiento de este nuevo operativo sería hasta fines de febrero, buscan que perdure a lo largo del 2018.

Por Redacción

martes 30 de enero, 2018

Las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires dispusieron desde principios de mes un nuevo dispositivo ubicado en 14 de Julio y Avenida Luro para intensificar la asistencia de personas en situación de calle durante la temporada estival, ante la llegada de un mayor número de personas provenientes del conurbano y otros puntos del territorio bonaerense.

A casi un mes de su implementación, el delegado regional de la cartera provincial, Daniel Nuñez, consideró que los resultados en el abordaje son “muy buenos” y confió que, si bien en una primera instancia este operativo funcionará hasta fines de febrero, se busca extender su funcionamiento a lo largo de todo el 2018.

“Es cierto que tenemos un incremento de población de gente en situación de calle, pero sobre todo focalizamos el abordaje de la gente que está acá todo el año, y eso tiene que ver con articulación de lugares de trata en adicciones, revinculaciones familiares, de darles documentación, y otra cosas”, explicó.

En cuanto a la dinámica de funcionamiento, Nuñez explicó que las personas que requieren asistencia deben acercarse al dispositivo de 14 de Julio y Luro, donde profesionales evalúan sus necesidades y determinan si corresponde su traslado al Hogar Don Bosco o al parador que se encuentra en inmediaciones de Polonia y Vertiz, en la zona de la villa del Club Kimberley.

“Apuntamos principalmente a la persona que vive en situación de calle en Mar del Plata, pero se atiende todo, como una persona que le robaron todo y se quiere volver”, aclaró el funcionario, quien agregó que en esos lugares las personas pueden ducharse, cenar, desayunar y dormir, aunque no pueden “permanecer las 24 horas”.

Según indicó Nuñez, este programa, que se lleva adelante en conjunto con Nación y el Municipio, es “totalmente nuevo” al tradicional Operativo Frío que se implementó durante los últimos años, y sobre el reconoció “distintas dificultades”.  “Es un puntapié inicial y la idea es que dure todo el año”, afirmó.

Con respecto al respaldo de la Provincia al Municipio en los mecanismos de asistencia para las personas en situación de calle, el funcionario aseguró que desde el Gobierno bonaerense “siempre se colaboró”. “Parte de la deuda del Hogar de Nazaret la pagó la Provincia y todos los insumos de los diferentes paradores que armó la Municipalidad los aportó la Provincia”, ejemplificó.

“Este año se va a mantener en eso. Siempre la responsabilidad mayor es del Municipio, que es quien tiene que abordar la problemática. Nosotros estamos para complementar lo que el Municipio arma como Operativo Frío”, indicó.

 

Comentarios