Taxistas acusan “pérdida de rentabilidad” por la suba del combustible

Referentes locales de la Federación Nacional de Conductores de Taxis mostraron preocupación por las repentinas subas que se concretaron en los últimos meses y reconocieron un alto impacto negativo para la actividad. “Ya no sabemos hasta dónde es negocio lo que hacemos”, graficaron.

Por Redacción

jueves 8 de febrero, 2018

Los reiterados y sorpresivos aumentos que se registran en los combustibles ya han encendido la preocupación en distintos sectores que se ven directamente afectados por la actualización repentina de los valores, tal como se refleja en el Puerto local, en donde advierten que hay barcos que no pueden hacer sus salidas por la dificultad para afrontar los costos.

Y esa misma alarma se traslada a los taxistas que recorren las calles de la ciudad, quienes, con los últimos cuatro incrementos que se produjeron desde que el Gobierno anunció la liberación de los combustibles, acusan una pérdida en la recaudación que llega al 13 por ciento.

“Esto ha impactado bastante porque en cada aumento de los combustibles líquidos también sube el GNC. Se nos está yendo entre un 10 y un 13 por ciento de la recaudación total en combustibles”, afirmó a El Marplatense uno de los referentes locales de la Federación Nacional de Conductores de Taxis, Miguel González.

Ante el escenario actual, el referente del sector consideró que “si hubiera un coche gasolero, medianamente económico, conviene más que invertir en un equipo de gas”. “Y con la nafta es imposible andar por los valores: en 100 kilómetros, tenés arriba de 240 pesos contra 150 o 160 de gas, pero con una inversión de 25 mil pesos”, indicó.

Si bien González advirtió que la actividad “siempre queda descompaginada con los valores” reconoció que no se le puede “agregar al pasajero todos los aumentos que se vienen”. “Nosotros no somos un elemento de primera necesidad, y lo primero que se esquiva es el transporte público, si no es por algo de urgencia”, afirmó.

“Uno tiene una cantidad plata determinadas para algunos movimientos, como seguros, cargas sociales, monototributo, y siempre sale de la misma recaudación. Entonces llega un momento que ya no sabemos hasta dónde es negocio lo que estamos haciendo, pero no queda otra que seguir luchando“, manifestó, y agregó: “Si abandonás el barco, hay que ver a dónde te metés y cómo seguís. Esperemos que el Presidente se fije un poco más para la clase obrera porque cada vez cuesta más mantener el bolsillo”.

En contraposición con la mirada de las autoridades de la Sociedad de Conductores de Taxis, el representante local de la Federación sostuvo que no ha sido una “temporada brillante”. “Si en pleno enero decayó la cantidad de viajes, es preocupante lo que va a venir ahora, y esa es la principal alarma que tenemos nosotros”, confesó.

 

Comentarios