24° C
Clear
Clear

“El balance con la Orquesta es positivo, me voy realmente feliz”

Así lo expresó a El Marplatense, el maestro Diego Lurbe, quien, tras encabezar anoche un concierto en el Teatro Municipal Colón, anunció su salida como director titular del grupo tras dos años.

Por Redacción

domingo 11 de febrero, 2018

No fue un día más este sábado para Diego Lurbe. Tras conducir anoche un concierto en el Teatro Municipal Colón, informó que, luego de dos años, dejaba el cargo como el director titular de la Orquesta Sinfónica de Mar del Plata.

Al término habló con El Marplatense sobre las sensaciones que tiene ante esta decisión: “Las despedidas siempre dejan una cuota de nostalgia importante, pero siento que me voy de la orquesta, dejo de ser su director titular después de 2 años de trabajo, con muchas más cosas de las que traje”.

“El trabajo que se hizo fue muy importante, se lograron muchas cosas, más allá de que a veces hubo dificultades, como en toda gestión, me voy con un apoyo muy grande de los músicos y sintiéndome parte del proyecto de la Orquesta Sinfónica de Mar del Plata”, aseguró el maestro, quien agregó que no descarta volver: “Siempre con la esperanza de retornar y dirigir esta orquesta, ya sea como principal o invitado”.

En tanto, explicó detalles acerca de la futura composición del grupo y el aniversario que se cumple: “Con la firme decisión, deseo que la Orquesta tenga un futuro promisorio. En breve se van a cubrir los cargos que se concursaron el año pasado así que va a ser más grande. En este año que es el 70 aniversario va a tener un desenvolvimiento importante”.

En tanto, valoró que “el objetivo” que se planteó “como proyecto es tratar que este tipo de orquestas no queden afuera del contexto popular, es decir, generar espectáculos que sean masivos, para todo tipo de públicos, con conocimiento o sin y que podamos estar siempre ofreciendo algo diferente”. “Además, que uno pueda llegar a tener puentes o lazos establecidos en la ciudad, para que no solamente se presente en un teatro, sino que sea un nexo social y estar en distintos puntos de la ciudad y acercar otro tipo de cultura en los barrios”, continuó con el concepto.

“La experiencia me dice que las veces que fuimos con la orquesta a lugares periféricos, el recibimiento y la alegría que produce la música, independientemente el género, es muy grande”, reflexionó Lurbe, quien agregó que “quiere decir que la gente no es que no va porque no nos quiere, sino porque nadie se lo ofreció”.

“Hay que generar vínculos, para que el combo sea perfecto. Insertar la música clásica en un mundo diferente y nosotros aggiornarnos a las circunstancias para que tengamos siempre visibilidad, es el objetivo máximo”, cerró el músico, quien, previo al Colón, dirigió la orquesta en Espacio Clarín.

Comentarios