“No puedo criticar nada sin que me tomen como la K de la familia”

Naiara Awada se presentó en Espacio Clarín, en el marco del ciclo del INCAA Mar de Cine, donde se proyectó “27: El Club de los Malditos”, film en el que actúa. En diálogo con El Marplatense, la sobrina de Juliana Awada se refirió a la incidencia que tiene ser familiar del Presidente Macri, a su explosiva exposición mediática y a lo que le depara el 2018.

Por Redacción

miércoles 21 de febrero, 2018

La actriz Naiara Awada se presentó en Espacio Clarín, en el marco del ciclo Mar de Cine, impulsado por el INCAA. En la previa de la proyección de “27: El Club de los Malditos”, la sobrina de Juliana Awada dialogó con El Marplatense.

-¿Qué incidencia tiene en tu vida ser la sobrina de Juliana Awada?

-Mucha. Que yo hable de pobreza, hiperinflación y demás aspectos es diferente a que lo haga un ciudadano normal. Yo no puedo criticar nada sin que me tomen como la K de la familia. Y la verdad es que no lo soy. No me gusta catalogarme. Soy una persona demasiado política que entiende mucho del tema pero trato de no ponerme una bandera. De todas formas, me gusta expresar mis pensamientos, aunque con mi apellido no puedo.

-¿Tu silencio político se debe también a un freno familiar?

– No, porque no estamos muy bien en la familia. Lamentablemente no estamos unidos. Es un deseo. Me parece re importante que la familia esté unida pero nos dividió la grieta. Esto que vivimos como sociedad pasó en mi familia y no está bueno. La idea sería que podamos pensar diferente pero aun así apostar a lo mismo, a que nuestro país esté super bien.

– Tras la asunción de Macri te hiciste mediática. ¿Cómo conviviste con tal nivel de exposición?

-Disfruté de la exposición. Era algo que siempre había querido, así como también estar en el Bailando. Pero no fui muy cuidadosa. Quizá no me daba cuenta de las cosas que decía y después me llegaban cataratas de insultos por Twitter. En lo personal, me afectaban. Me banqué la exposición un tiempo, pero después me agarró la crisis y tuve que dejar Showmatch. Desde ahí me dediqué a descansar y relajarme, por lo que no hice temporada.

-¿Probaste alejarte de las redes sociales?

-Sí. Lo hice pero no me duró. Abstinencia. Soy millennial, nací con ellas y sólo me pude desconectar tres meses. Me hizo re bien igual, fue como una especie de internación en un campo. Es más, no sólo me fui de las redes, también desaparecí de los medios.

-¿Cuáles son tus planes para este año?

-Estoy evaluando participar del Bailando 2018. Y sí, sería volver a lo mismo pero no de la misma manera. Aprendí un montón de cosas. Pasa que mi intención es trabajar todo el año y poder irme a estudiar danza a Estados Unidos. Tengo una propuesta de una beca para estudiar en Los Ángeles así que me gustaría aprovecharla. También tengo muchas ganas de filmar y presentar pelis. Es hermoso el proceso de rodaje, y ni hablar verse en pantalla.

 

Comentarios