Recicladores amenazan con medidas por incumplimientos del Municipio

Referentes de la cooperativa CURA acusaron problemáticas con los recursos que debe garantizar el Ejecutivo para desarrollar las labores de reciclaje y aseguraron que si persiste la falta de respuestas, habrán distintas protestas en el plazo de un mes. “Hace un año que venimos con falencias y queremos que cumplan de una vez”, apuntaron.

Por Redacción

viernes 23 de febrero, 2018

Recicladores nucleados en la cooperativa Común Unidad de Recuperadores Argentinos (CURA) amenazaron con realizar medidas en las próximas semanas, si el Municipio no da respuesta a los incumplimientos que acusan hace meses y que, según señalan, dificultan el desarrollo de las labores que realizan a diario en las inmediaciones del predio de disposición final de residuos.

Daniel Figueroa, principal exponente de la entidad, recordó que desde 2009 hay una ordenanza que aprobó el Concejo Deliberante y a través de la cual se establece que el Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur) debe garantizar diversos recursos, como camiones y una pala mecánica que permiten mantener un “correcto funcionamiento” de la planta de reciclaje del basural.

Pese a los dichos de los últimos días del Intendente Carlos Arroyo en los que ratificó su gestión por el predio , el referente de CUBA señaló que desde el Municipio no ha brindado todas las herramientas correspondientes, por lo que dijo que ya se han elevado varias notas para que se “tengan en consideración las necesidades de los trabajadores”.  “Hace un año que venimos con falencias en la prestación y queremos que cumplan de una vez con lo que dice la ordenanza”, remarcó.

De sostenerse este escenario, Figueroa anticipó que los empleados de la cooperativa se verán obligados a tomar medidas en el lapso de un mes. “Ya avisamos de que vamos a tomar la planta y que vamos a hacer todo lo necesario para que el desarrollo de la planta no afecte la producción ni el bolsillo de todos los compañeros”, advirtió.

“Nosotros no somos de generar conflicto ni de protestar, sólo lo hacemos cuando nos vemos perjudicados directamente”, aclaró, y ratificó: “Vamos a parar la planta de reciclaje y vamos a ir a manifestarnos dentro del Municipio hasta que nos respuestas, si no hay nada, que es lo que se está previendo. Vamos a estar reclamando a viva voz para que podamos desarrollar nuestra actividad normalmente”.

Las advertencias de los recicladores formales se suman al complejo presente que atraviesa al predio de disposición final, que en apenas tres semanas ya sufrió dos bloqueos en sus accesos por reclamos ligados al estado de los playones.

Estas protestas se intensifican en la previa del 28 de febrero, mientras se realizan a contrarreloj las negociaciones para definir qué empresa se hará cargo de la prestación del servicio de disposición final de los residuos. La convocatoria se acordó después que la Provincia prorrogara el contrato con Tecsan, tras el conflicto que se desató a principios de año, y que dejó a Mar del Plata, en pleno verano, con numerosos días consecutivos sin recolección.

 

 

Comentarios