discusión paritaria

Provincia afirmó que los docentes “no perderán el poder adquisitivo”

Así lo sostuvo el ministro de Economía del gobierno de María Eugenia Vidal, Hernán Lacunza, luego del fracaso de la tercera reunión entre funcionarios y los gremios docentes. Por su parte, el titular de la cartera de Asuntos Públicos cuestionó que se tome a los alumnos como “rehenes” durante las negociaciones.

Por Redacción

miércoles 28 de febrero, 2018

Luego del fracaso de la tercera reunión entre Provincia y representantes docentes, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, aseguró que “el compromiso es garantizar a los docentes que no van a perder el poder adquisitivo”.

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires ofreció un aumento del 15% en tres cuotas, un plus por presentismo para 2018 de hasta 6000 pesos y una cláusula de revisión en octubre, que se activará si es que la inflación del Indec supera las estimaciones oficiales. Esta propuesta fue rechazada por los gremios.

En conferencia de prensa, Lacunza sostuvo que “el compromiso de la Provincia es garantizar a los docentes que no van a perder poder adquisitivo”.

Ante el segundo rechazo y la inquietud de los representantes gremiales para poder garantizar el poder adquisitivo de los afiliados, incluimos en esta oportunidad cláusulas de revisión con fechas precisas, en el mes de octubre para evaluar la marcha de la economía de la inflación y poder prever si fuera necesario un mecanismo de compensación antes de diciembre”, sostuvo el ministro.

Asimismo, Lacunza indicó que “la cláusula gatillo no es más que una herramienta, no es buena ni mala para todo momento y lugar. El año pasado la inflación iba en ascenso, este año en descenso, con lo cual hay condiciones iniciales diferentes”.

“Los representantes gremiales plantearon que durante jueves y viernes iban tener sus asambleas para fijar posiciones. Nosotros hemos dejado un canal abierto y en función de sus decisiones y consensos o no vamos a evaluar cuál es el momento oportuno para volver a sentarnos”, explicó el funcionario provincial.

“Se impuso la percepción de que es normal no empezar las clases”

El ministro provincial de Asuntos Públicos Bonaerenses, Federico Suárez, sostuvo que “en los dos últimos años se impuso la percepción de que es normal no empezar las clases cuando no está el acuerdo cerrado”.

“Si estamos dialogando, si los dos años hicimos ofertas por encima de la inflación ¿por qué la sociedad debiera de entender que si no hay acuerdo deberíamos discutir el inicio de clases? Si todos estamos preocupados por la calidad educativa como puede ser que tengamos que discutir si las clases empiezan o no”, apuntó el funcionario ante una eventual medida de fuerza por parte de los gremios docentes si no se llega a un acuerdo.

En tanto, Suárez remarcó que “con ninguno tenemos una fecha límite para acordar. ¿Por qué los chicos tienen que ser rehenes si acordamos plenamente o no?”.

“Si estamos dialogando y nos preocupa lo mismo, los chicos en el aula y nosotros discutiendo, sino vamos a tener que pensar que solo quieren discutir cargos y  beneficios”, concluyó.

Villegas: “Poner un plazo, muestra quien quiere dialogar y quien no”

Por su parte, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, comentó que “el no inicio de clases es un posicionamiento más ideológico que político” y agregó que poner un plazo del viernes a las 5 de la tarde para hacer el acuerdo, “muestra a la sociedad quien quiere dialogar y quien no”.

Asimismo, destacó que “ante la eventualidad de una medida de fuerza obviamente la conciliación obligatoria es uno de los resortes que tenemos y veremos cuáles son las condiciones de aplicación”.

 

Comentarios