10° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

El Papa pidió salir de la crisis política y humanitaria de Venezuela

En su mensaje de Pascua, Francisco también reclamó que “se ponga fin inmediatamente al exterminio” en Siria y se refirió a la tensión en Oriente Medio y la península Coreana.

Por Redacción

domingo 1 de abril, 2018

El Papa Francisco se refirió en su mensaje de Pascua a muchos de los conflictos globales en los distintos continentes y mencionó la difícil situación de Venezuela.

Francisco pidió que el país sudamericano “encuentre la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis política y humanitaria que lo oprime”.

El Sumo Pontífice hizo esta alusión desde la logia central de la basílica de San Pedro del Vaticano, donde también impartió la bendición “Urbi et Orbi” (A la ciudad y al mundo), momentos después de presidir la misa del Domingo de Resurrección en la plaza de San Pedro del Vaticano.

“Suplicamos el fruto del consuelo para el pueblo venezolano, el cual (…) vive en una especie de ‘tierra extranjera’ en su propio país, para que encuentre (…) la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis política y humanitaria que lo oprime”, sostuvo y continuó: “Y no falten la acogida y asistencia a cuantos entre sus hijos están obligados a abandonar su patria“.

Asimismo, se refirió a Siria, donde su población está “extenuada por la guerra que no tiene fin” y llamó a “todos los responsables políticos y militares, para que se ponga fin inmediatamente al exterminio que se está llevando a cabo, se respete el derecho humanitario y se proceda a facilitar el acceso a las ayudas” que el pueblo necesita “urgentemente” y el regreso de los desplazados.

El Papa también lamentó las “injusticias y violencias” y apuntó contra “la miseria y la exclusión”, el hambre, la falta de trabajo y el rechazo social hacia los refugiados.

Por su parte, solicitó que “las conversaciones en curso (en la península norcoreana) promuevan la armonía y la pacificación de la región” y pidió a los responsables que “actúen con sabiduría y discernimiento para promover el bien del pueblo coreano y construir relaciones de confianza en el seno de la comunidad internacional”.

Finalmente, deseó paz para “Tierra Santa, que en estos días está siendo golpeada por conflictos abiertos que no respetan a los indefensos, para Yemen y para todo el Oriente Próximo”, y condenó el hambre y el terrorismo en África.

Comentarios