20° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Homicidio del kiosquero: descartan un robo y hay un arma secuestrada

El fiscal Fernando Castro brindó detalles de las primeras conclusiones que se desprenden de la escena del crimen que tuvo lugar a pocos metros de Tribunales. Un problema con la ex pareja de la víctima es la principal hipótesis que se sostiene en la investigación como motivo del asesinato.

Por Redaccion

viernes 6 de abril, 2018

El fiscal Fernando Castro adelantó algunos detalles de las primeras conclusiones que se desprenden de la escena del crimen que tuvo lugar a pocos metros de Tribunales, en el marco de la investigación que busca esclarecer el asesinato del kioskquero que se encontraba en Falucho y Tucumán.

En diálogo con la prensa, el funcionario judicial aseguró que está descartado que el móvil del homicidio se haya producido por un “robo”, a partir de las diversas declaraciones que se recogieron de los testigos que observaron presenciaron la secuencia fatídica.

En esa línea, el titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones N°1 sostuvo que las “primeras indicaciones” permiten dar cuenta que el asesinato se habría producido por un “problema con la ex pareja” de la víctima, identificada como Alejandro Torres, de 55 años.

El fiscal le aseguró a El Marplatense que el hecho ocurrió alrededor de las 8.30, cuando el local se encontraba abierto, y deslizó que hubo intervención de “más de una persona” en el hecho. “Hay varias personas que vieron circular quienes serían los autores”, manifestó, y agregó: “Ya pedimos las imágenes de las cámaras de seguridad”.

Si bien Castro confirmó que el kiosquero fue ultimado con un arma blanca, no pudo dar precisiones de la cantidad de heridas que presentaba su cuerpo, y dijo que para determinar esto será clave la autopsia, cuya realización está prevista para las 15.

En el marco de la causa, el fiscal confirmó que Torres ya presentaba “antecedentes de amenazas” aunque aclaró que aún no puede determinarse si “estarían enmarcadas en este hecho”. “Es lo que estamos investigando”, comentó.

“MI AMIGO LE FUE A LLEVAR EL CAFÉ Y VIO TODA LA SECUENCIA”

Esteban, que trabaja en un café de la zona, dijo que uno de los empleados de ese comercio logró observar el instante en el que se produjo el asesinato de Alejandro Torres. “El se encontró con todo el bochinche”, aseguró, en diálogo con este medio.

“Mi compañero vio forcejeos. Era una persona sola pero también había una mujer afuera”, dijo, y agregó: “Cuando entró a dejar el cafe, el otro salio corriendo. Una se fue para Gascón y la otra para Arenales y se subieron a un taxi”.

 

 


 

Comentarios