23° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

La Corte designará nuevos peritos para el fuero de Familia

Se trata de profesionales especializados en abordajes sociales y psicológicos. Se busca dar un paliativo a la alta demanda de causas que tramitan los juzgados de la ciudad y las limitaciones que existen con la cantidad de personal disponible. “La Suprema Corte tomó cartas en el asunto”, celebraron los magistrados.

Por Redaccion

miércoles 18 de abril, 2018

La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires designará nuevos peritos sociales y psicológicos para reforzar el abordaje de la alta cantidad de causas que se tramitan por mes en el fuero de Familia que se encuentra en Mar del Plata.

La titular del Juzgado de Familia N°5, Clara Obligado, celebró que el máximo tribunal del territorio bonaerense “esté tomando cartas en el asunto”, al recordar el “poco personal que hay para atender todo lo que tiene que ver con violencia familiar”.

La magistrada recordó que el planteo surgió en el trancurso de 2017, cuando jueces locales mantuvieron un encuentro con la titular de la Suprema Corte, Hilda Kogan, quien se mostró “muy accesible”. “Nos dijo que propongamos los nombres, los propusimos y la propuesta ya está en trámite”, confirmó, en diálogo con El Marplatense.

Según indicó Obligado, se trata de cuatro profesionales, especializados en el abordaje psicológico y social, que se incorporarán para todos los juzgados que integran el fuero de Familia de Mar del Plata y que se constituirán como un “cuerpo a demanda”.

“Van a ser como auxiliares”, graficó la jueza, quien también explicó: “Están en proceso de nombramiento y en cualquier momento ya los vamos a tener disponibles para atender otras causas vinculadas con régimes de comunicación, niñez, salud mental, cosa que nuestro equipo no podría porque evaluamos y privilegiamos la violencia familiar”.

En este mismo sentido, la máxima responsable del Juzgado de Familia N°5 señal puso el énfasis en esta problemática y dijo que desde 2016 se han coordinado entrevistas con “mayor presencia de jueces e institutos técnicos” para con las familias que se ven atravesadas por contextos de violencia.

“Eso trajo sus consecuencias porque hay poco personal para esto. Cada juzgado tiene dos psicólogos, dos sociales y psiquiatras; esos dos psicólogos no son sólo para atender el 30 o 40 por ciento de causas, que es el porcentaje mensual de tratamiento de violencia familiar, sino también el otro 70 o 60 por ciento que es para atender todo lo relacionado con familia: divorcios filiaciones, autorizaciones para salir del país, y muchas otras intervenciones”, explicó.

A su vez, la magistrada insistió en la “especialización” y las “ganas” que debe tener el profesional que toma intervención en este tipo de causas. “No puede ser cualquiera. Si estamos 10 años trabajando con la misma temática y el mismo personal, la Corte debe hacer una revaluación para que ese que viene con un dolor en el alma sea atendido por alguien que no este desgastado”,  consideró, y advirtió: “Ahí se pueden cometer muchísimos errores”.

 

 

Comentarios