4° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Allison Mack intentó convertir a Emma Watson en esclava sexual

La actriz de “Smallville”, que fue detenida el pasado viernes, envió varios mensajes a través de Twitter a la protagonista de “Harry Potter”. También intentó contactarse con Kelly Clarkson

Por Redacción

sábado 28 de abril, 2018

Allison Mack, conocida por su papel en la serie Smallville, fue detenida el pasado viernes en Nueva York por su presunta implicación en un culto sexual. Ahora se cree que también ha intentado atraer a Emma Watson a su “movimiento”.

La actriz alemana de 35 años fue acusada de tráfico sexual y de integrar la secta Nxivm, una sociedad secreta que fuerza a las mujeres a la esclavitud sexual, liderada por Keith Raniere, acusado de los mismos cargos.

Entre las celebridades que intentó captar se encontraban la protagonista de la saga cinematográfica Harry Potter y la cantante estadounidense Kelly Clarkson. Mack envió tuits tanto a Watson como a Clarkson hablándoles sobre un “increíble movimiento de mujeres” en el que pensó que podrían estar interesadas.

“Soy una actriz como tú y estoy involucrada en un increíble movimiento de mujeres que creo que te gustaría”, escribió Mack a Watson en enero de 2016. No fue el único mensaje. Al mes siguiente volvió a intentar contarse con ella: “Participo en un movimiento único de desarrollo humano y de mujeres del que me encantaría hablarte“.

También intentó persuadir a Clarkson por medio de la misma red social: “Escuché que eres un fanática de ‘Smallville.’ ¡También soy una fan tuya!. Me encantaría hablar alguna vez”.

Pese a que el mismo día de su arresto se declaró inocente de los cargos de tráfico sexual y trabajo forzado ante la corte judicial de Brooklyn, hay testimonios de varias mujeres que aseguran que la intérprete intentó captarlas.

El fiscal del distrito este de La Gran Manzana, Richard Donoghue, dio a conocer que Mack “reclutó a mujeres” para que se unieran a un supuesto grupo de tutoría femenino “creado y liderado” por Raniere, también detenido.

En 2015, Raniere formó una sociedad secreta dentro de Nxivm llamada “DOS”, “para empoderar a las mujeres y erradicar las debilidades del programa de estudios”. Sin embargo, estas mujeres se convertían en sus esclavas sexuales, siendo forzadas a realizar tareas domésticas y marcadas a fuego como ganado en sus zonas pélvicas con las iniciales de su presunto líder. Además, las víctimas eran extorsionadas con información comprometedora sobre familiares y amigos, y fotografías de desnudos.

 

Comentarios