9° C
Clear
Clear

Los Peques, un comedor “a los ponchazos” y con una realidad “crítica”

Graciela, que está a cargo del espacio solidario que se encuentra en el barrio Las Dalias, afirmó que afronta serias dificultades para dar de comer a los 150 chicos que se acercan por un plato de comida. A partir de la escasa ayuda estatal, pide colaboración de la comunidad para obtener alimentos. “Estamos bajo el barro y sin comida para los nenes”, aseguró.

Por Redaccion

domingo 6 de mayo, 2018

Tener un plato de comida para 150 chicos es un desafío que resulta cada vez más difícil de cumplir para Graciela, que desde hace más de una década se encuentra a cargo del comedor “Los Peques”, ubicado en el barrio Las Dalias. Para Graciela, la ecuación no es sencilla: las necesidades y las demandas aumentan con el paso de los meses, pero lo que no crece es la ayuda.

Por eso, cuando tiene que explicar qué realidad atraviesa al espacio solidario que se encuentra en Anchorena 6000 no duda: “Estamos a los ponchazos. La situación es crítica para nosotros“. “El comedor es autogestionado por mí. Estoy inscripta a la Municpalidad desde que empecé con esto: hace 13 años. Hace muchos estoy y la gente me conoce, sabe como trabajo, pero la problemática es que no tenemos nada“, sintetizó, en diálogo con El Marplatense.

Graciela dijo que la Secretaría de Desarrollo Social destina, una vez al mes, alimentos como leche, azúcar y chocolate, pero aseguró que es “muy poco” lo que se recibe. “Garrafa tampoco me traen, y es algo necesario. No es suficiente la ayuda”, cuestionó.

A la escasa asistencia alimentaria, se suma otra problemática que no es ajena al comedor: el deterioro que sufren las calles del barrio con las lluvias. “Las calles están inundadas. Nunca nos dieron respuestas. Estamos bajo el barro, y sin comida para los nenes“, graficó, y recordó: “En este tiempo han venido varias personas del Municipio y de la política también. Me han prometido cosas. Pero después no volvieron más. La política es así”.

La principal referente de “Los Peques” dijo que hay 150 chicos que se acercan por un plato de comida y sostuvo que es “mucha la demanda” por asistencia. “Tengo una mamá que tiene 13 chicos. Y hay chicas adolescentes que están embarazadas, tienen los chicos y los traen acá”, ejemplificó, y agregó: “Nosotros desde abril estamos muy mal y nos falta comida“.

Si bien el comedor tiene las puertas abiertas todos los días de la semana, para dar desayuno, almuerzo y merienda, Graciela comentó que la mayor problemática por el faltante de alimentos se evidencia los sábados, cuando “vienen todos los chicos juntos”.

Ante este grave escenario, la principal exponente de “Los Peques” pidió ayuda a la comunidad para que puedan prestar colaboración y se le pueda dar comida al centenar de chicos que concurre diariamente al comedor. “Fideos, arroz, y también leche o pañales para bebé. Todo es bienvenido”, señaló.

Para realizar alguna donación, las personas interesadas pueden comunicarse al teléfono 223 469 7780 o acercarse a las instalaciones del espacio, que se ubica sobre la calle Anchorena al 6026.

 

 

Comentarios