Italia nuevamente prohibió entrar dos buques con refugiados

Mientras el Aquarius al que Roma negó asistencia, llega este domingo a Valencia, el nuevo gobierno italiano rechazo que las naves humanitarias utilicen sus puertos para auxiliar a los desesperados.

Por Redacción

sábado 16 de junio, 2018

El vicepremier y ministro del Interior Matteo Salvini,45, líder de la ultraderechista Liga, volvió a alzar el tiro contra las naves de organizaciones humanitarias que ayudan a rescatar a miles de migrantes en el Mediterráneo. Mientras el barco “Aquarius” y dos naves militares italianas se aprestan a desembarcar este domingo en Valencia, España, a 630 prófugos a los cuales Salvini negó el acceso de puertos de la península, el ministro advirtió a dos naves humanitarias de bandera holandesa, una de ellas es en realidad alemana, que “tendrán que buscarse puertos no italianos adonde dirigirse”. Las naves de organizaciones humanitarias son la Lifeline y la Seefuchs.

El “Aquarius”, con 630 náufragos que habían salido de Libia, estuvo varios días a veinte millas de Malta, que tampoco aceptó recibir a los migrantes, hasta que el nuevo gobierno socialista español, del presidente Pedro Sanchez anunció la decisión de dar refugio a los desesperados.

Matteo Salvini, el ministro del Interior italiano que se comporta de hecho como un primer ministro, dijo que que “Italia no quiere ser más cómplice del negocio de la inmigración clandestina”. Agregó que lo hacía “por el bien de todos”.

Lifeline, la ONG (Organización No Gubernamental) alemana, respondió duramente a Salvini. “Cuando los fascistas se hacen promoción…” Salvini retrucó que este ataque “al vicepremier de Italia” garantiza que “estos no tocarán nunca más tierra en Italia”. Los alemanes retrucaron a su vez: “Nosotros no quisimos decir que Salvini es fascista…se nos resbaló el mouse de la computadora”.

 

Comentarios