Clínicas, con “preocupación extrema” por el aumento de las tarifas

Las autoridades locales de la federación que nuclea a los sanatorios se mostraron en alerta por el impacto que tiene la situación económica del país en el sector. “La crisis está pegando muy pero muy fuerte”, aseguraron.

Por Redacción

domingo 24 de junio, 2018

El fuerte aumento de las tarifas y otras políticas que lleva adelante el Gobierno nacional no sólo impactan de manera directa en la actividad comercial: las autoridades que conducen la federación que nuclea a las clínicas de la ciudad también mostraron una “preocupación extrema” por el presente económico que las atraviesa. “La crisis está pegando fuerte”, graficaron.

Jorge Soria, presidente de Fecliba del distrito 9 en el que se incluye a Mar del Plata, reconoció que por esta fecha la “preocupación más importante” para los sanatorios está atada a la “situación general del país por el presente económico y financiero”, que se agravó en los últimos meses.

“Cuando las clínicas estaban tratando de recuperar la posibilidad de crecer o mantenerse, aparece esta cuestión con tarifas y todo lo que repercute el dólar en los equipos de las clínicas, que es algo importante. En vistas de una próxima paritaria de acuerdos salariales, la preocupación es extrema“, aseguró, en diálogo con El Marplatense.

Soria hizo hincapié en el fuerte impacto que tiene para las clínicas la suba de los costos fijos, a partir de las actualizaciones tarifarias que se dispuso la administración nacional de Mauricio Macri en los servicios básicos, como la luz y el gas. “Hay que sumar también el costo de empleados, la lavada de ropa, la comida, todo es muy elevado”, afirmó, y comparó: “No hay ninguna diferencia con lo que deben afrontar los ciudadanos en sus domicilios particulares”.

Al poner énfasis en este panorama crítico, el referente local de Fecliba ejemplificó algunas “situaciones muy llamativas” y dijo que una importante clínica de la ciudad que “en 2015 pagaba 70 u 80 mil pesos, en dos meses pasó a pagar 250 mil pesos y ahora paga alrededor de 300 mil”. “Esto es una crisis que está pegando muy pero muy fuerte en todos los sanatorios”, aseveró.

 

Comentarios