CGT: “Los tiempos cada vez son más cortos porque el hambre no espera”

Lo advirtió el triunvirato de la central obrera en una conferencia de prensa, tras celebrar el alto acatamiento al paro general de este lunes. Insistieron en la necesidad de que el Gobierno implemente un “cambio” en el modelo económico. “Nosotros hacemos patria hasta cuando paramos el país”, aclararon.

Por Redacción

lunes 25 de junio, 2018

El triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo (CGT) celebró en este lunes por la tarde el alto acatamiento al paro general que convocó en todo el país e insistió en sus reclamos al Gobierno de Mauricio Macri para que haya un “cambio” del modelo económico al asegurar que las políticas actuales conducirán a un “desastre”.

Juan Carlos Schmid, uno de los secretarios generales de la central obrera, justificó en primera instancia la realización de esta medida de fuerza al remarcar que es señal “del fracaso del diálogo social y el fracaso de la política”. “La CGT ha llegado esta determinación después de haber agotado todas las instancias en los diversos planos institucionales para tratar de encontrar alternativas”, aclaró.

“Para que nadie tenga lugar a dudas, ¿Saben por qué paramos? Paramos para poder seguir trabajando, para eso paramos hoy“, ratificó el dirigente, quien también aseguró que no se “resignarán a que el ajuste pase por la espalda” de los trabajadores.

Ante las críticas del Gobierno por la pérdida de casi 30 mil millones de pesos por este paro nacional, Schmid recordó que la devaluación que impulsó la administración de Mauricio Macri significó un costo para la economía nacional 11 millones de dólares.

“Nosotros hacemos patria hasta cuando paramos el país; el Gobierno tiene que corregir su programa económico, mas allá del convenio colectivo, de la paritaria, de la reforma laboral, hay que cambiar la orientación del modelo económico que esta llevando al desastre al pueblo argentino”, insistió.

En la conferencia de prensa que brindó esta tarde, Schmid, además, dijo que espera que el Gobierno “no sólo repita como loro que está abierto al diálogo” sino que también ratifique una “voluntad y ganas de darle otra suerte al pueblo”.

“EL GOBIERNO TIENE QUE TENER SENSIBILIDAD DE LO QUE PASA EN EL PAÍS”

En la misma sintonía, Carlos Acuña, otro de los integrantes del triunvirato de la CGT, pidió empezar un diálogo con las autoridades nacionales que tenga “respuestas”. “Si no hay soluciones para la gente, para los desocupados, para los que trabajan, para la industria nacional, no sirven de nada las conversaciones”, apuntó.

El referente gremial cuestionó las “agresiones” recibidas desde el Ejecutivo al tratar “partidariamente” la medida de fuerza nacional. “Se hacen los distraídos como si en el país estuviera todo bien. Eso es lo peor porque los únicos que se creen esa mentira son ellos mismos”, sostuvo.

El Gobierno tiene que tener sensibilidad de lo que pasa en el país. Ellos hablan de pérdida, pero en el primer año hicieron perder el 10 por ciento del salario de los trabajadores”, recordó, y advirtió: “Los tiempos cada vez son más cortos porque el hambre no espera, está en muchas mesas de las familias del país”.

“LOS TRABAJADORES NO SON CULPABLES DE UNA INFLACIÓN DEL 95 POR CIENTO”

En una crítica más genera desde el principio de su gestión, Hector Daer apuntó fuertes críticas a los beneficios impositivos que le fueron concedidos al sector agropecuario y las mineras. “Nosotros, los trabajadores, seguimos siempre tributando desde nuestro salario, desde el IVA, desde el impuesto a las ganancias, permanentemente seguimos tributando lo mismo”, remarcó.

El referente sindical aclaró que el paro general no es un “fin en sí mismo” y dijo que las motivaciones de la medida están dadas porque “estas políticas ya sucedieron en Argentina y hubo desenlaces totalmente maliciosos”. “Desde diciembre de 2015 a hoy, hubo una inflación del 95 por ciento, y los trabajadores no somos los culpables de ese proceso”, señaló.

Daer se sumó al pedido de un cambio de modelo económico y le exigió a Macri que “administre de forma coherente” el comercio exterior. “No puede ser que nos entre todo, hasta los caramelos nos vienen de afuera, y no tengamos capacidad de defender nuestra industria”, apuntó el integrante del triunvirato.

 

 

Comentarios