16° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Reciclaje en el basural: “Toca una realidad de condiciones extremas”

Lo manifestó el Obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, después que se difundiera un informe en el que se afirma que alrededor de 500 personas “trabajan” en el predio de disposición final. “Este número incluso podría llegar a subir”, advirtió.

Por Redaccion

miércoles 11 de julio, 2018

El Obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, insistió en la preocupación por la “situación humana extrema” que atraviesa a las numerosas familias que subsisten del reciclaje en el predio de disposición final de residuos, después que se difundiera un informe en el que se afirma que hay alrededor de 500 personas que “trabajan” en el lugar.

Al referirse al estudio, que se difundió en el marco de la mesa de diálogo que se conformó a fines de mayo, el principal referente de la Iglesia local sostuvo que tiene como fin abordar la “problemática en su totalidad”, ante la llegada del Ceamse. “Queremos que se pueda tener presente la complejidad del tema que toma distintos ámbitos del sur de nuestra ciudad, donde hay problemas ambiental y de carácter social”, aseveró.

En diálogo con El Marplatense, Mestre reconoció que el impacto de sus recorridas en el predio “ha sido muy fuerte”.  “Esto toca la realidad de lo que podríamos definir como una situación humana extrema que se experimenta en esas condiciones“, remarcó, y añadió: “Para mí es muy importante estar en contacto con los hermanos que están padeciendo situaciones muy complejas”.

El Obispo, además, reconoció que podría ser aún mayor el número de las personas que se dio a conocer con respecto al desarrollo de las labores de subsistencia en el predio. “Es algo estimativo. Si pensamos en la cuestión indirecta, la realidad de la noche que no la tenemos muy relevado pero en la que hay también presencia de trabajo, tal vez ese número de 500 personas podría llegar a subir“, afirmó.

Mestre ratificó la intención de “trabajar realmente con el Ceamse y el poder poder político a nivel municipal, provincial y nacional para abordar las situaciones más complejas”. “Está el plan cura Brochero donde algunas de las personas que están en el predio que comenzaron a trabajar en la construcción de ladrillos para viviendas sociales”, ejemplificó, y concluyó: “No soluciona la totalidad del problema pero es un primer paso. Quisiera que estas experiencias fueran mucho más fuertes”.

 

Comentarios