16° C
Clear
Clear

Crisis de abstinencia y soledad, “Pity” Alvarez en prisión

“No puede hablar ni alimentarse”, dijeron desde su entorno.

Por Redacción

lunes 16 de julio, 2018

Cristian “Pity” Alvarez (46), detenido por un crimen a balazos, está sedado desde el sábado. No come por sus propios medios ni pudo ver a su mamá. Por el cuadro de abstinencia generado por sus adicciones está “controlado” y en plena “desintoxicación”.

“Pity” permanece alojado en la cárcel de Ezeiza, dependiente del Servicio Penitenciario Federal (SPF), en un sector denominado PRISMA por las siglas del Programa Integral de Salud Mental Argentino. Allí permanece medicado desde ayer. “Está sedado, dormido y con suero. No puede hablar ni alimentarse“, confirmaron en su entorno.

El sábado último, Cristina Congiú, la mamá de “Pity”, intentó visitarlo junto a un abogado, pero no pudieron ingresar al penal.

“Hay un trámite administrativo que se tiene que hacer para acreditar el vínculo y recién después de eso puede recibir visitas. Eso se va a hacer entre mañana y pasado, pero después depende de los días de visita del Servicio Penitenciario Federal”, confirmó hoy a Clarín Claudio Calabressi, abogado de la madre de Alvarez.

Está estable. Un tratamiento de este tipo, que implica una desintoxicación, es muy delicado“, indicaron fuentes penitenciarias.

Sebastián Queijeiro, abogado de Cristian Alvarez desde hace cinco años, coincidió: “No lo pudieron contener y fue trasladado al HPC, que es un hospitalito que está dentro del establecimiento carcelario de Ezeiza. Estamos preocupados por su salud, a pesar de que el penal es uno de los mejores, es una cárcel y por ahí no cuenta con todo lo que necesita alguien como él“.

Alvarez se entregó el viernes a la mañana a la Policía, 29 horas después del crimen de Cristian Maximiliano Díaz (36) en las torres del barrio Samoré, en Villa Lugano.

Lo maté porque era él o yo“, les dijo a los medios de prensa y agregó que Díaz “era un pibe que choreaba”. Sin embargo, la víctima no tenía ningún arma ni antecedentes delictivos, destacó Clarín.

Comentarios