9° C
Clear
Clear

Cuadernos K

Un arrepentido reconoció a Baratta en un vídeo transportando coimas

Juan Carlos de Goycoechea, el empresario que se entregó el pasado viernes, reconoció al funcionario de De Vido en una imagen tocando el timbre de su oficina con un bolso en la mano. La filmación la hizo el chofer Centeno cuando acompañó a su jefe a buscar la dádiva por el domicilio del nuevo testigo protegido que tiene la causa.

Por Redacción

domingo 5 de agosto, 2018

Juan Carlos de Goycoechea, el empresario que se entregó el pasado viernes antes el juez Claudio Bonadio y se acogió a la figura legal del “arrepentido”,  reconoció al ex funcionario Roberto Baratta en una vídeo tocando el timbre de su oficina con un bolso en la mano, a la que había ido a buscar el pago de una coima.

La filamación fue realizada por el remisero que transportó millones de dólares de la corrupción k, Oscar Centeno, y que no solo anotó los detalles de todas las transacciones en sus famosos cuadernos, sino que también sacó fotos y grabó vídeos de su jefe mientras pedía y se llevaba el dinero de las oficinas de diferentes empresarios. Tanto Goycochea como Centeno ya confesaron ante el fiscal, Carlos Stornelli, y el juez que fueron parte de la red de reparto de dinero “negro” que se instrumentaba por orden de Baratta, mano derecha del ex ministro Julio de Vido.

Goycoechea fue director de una multinacional de la construcción y la energía llamada Isolux Corsán, una empresa con sede en España que ganó multimillonarios contratos durante la gestión kirchnerista y también hizo negocios vinculados al Estado con una compañía de la familia del presidente, Mauricio Macri. Ahora es el primer empresario “imputado colaborador” de la historia de la Argentina que se acoge a esa figura para confesar delitos pero ayudando a la Justicia, por lo que obtiene a cambio un beneficio en su situación procesal.

El ex directivo de Isolux Corsán aseguró en su declaración que una de las imágenes que el remisero le sacó a Baratta mientras esperaba por el pago de un soborno era una imagen absolutamente cierta. La puerta a la que el funcionario había llegado con un bolso es el domicilio de su estudio de abogados, dijo el empresario. Según Clarín, Goycochea fue despedido de Isolux Corsán acusado, precisamente, de cometer irregularidades con el dinero de la compañía.

Comentarios