12° C
Overcast
Overcast

“El campo trabajaba mientras en la pieza de al lado había una fiesta”

Así lo afirmó Dardo Chiesa, presidente de la Confederaciones Rurales Argentinas, en Radio Mitre Mar del Plata, en referencia a los casos de corrupción que se dieron a conocer en el último tiempo con “los cuadernos”. “Nos pusieron como enemigo público número uno y nos castigaron porque no aceptamos ese juego”, agregó.

Por Redacción

domingo 12 de agosto, 2018

A raíz de las últimas investigaciones que realiza la Justicia por los casos de corrupción a raíz de la aparición de “los cuadernos k”, desde Confederaciones Rurales Argentinas escribieron un duro comunicado en el que afirmaron: “El que las hace, las paga”. En este marco, aseguraron que el campo trabajaba mientras otros sectores “hacían una fiesta”.

“Hay gente con la que ni nos sentamos, es una expresión de principios. Le decimos a la sociedad como un sector, el campo, siguió trabajando mientras en la pieza de al lado había una fiesta. Si hay alguien fue coimeado, alguien coimeó. La justicia tiene un montón de pruebas, pero no se ven los resultados. No hay que dejarlo pasar”, aseveró Dardo Chiesa, presidente del CRA, en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata.

Chiesa señaló que estas revelaciones sirven para revelar “que significó la política y la dirigencia empresaria en estos años tan oscuros que pasaron”. Según detalló, “todos sabían” que había una “convivencia” del Gobierno y algunos empresarios. “CRA se fue del grupo de los 8 por eso, porque no podíamos estar en la misma mesa que los que hacían estos negocios que develan ahora los cuadernos”, agregó.

“Estamos convencidos que nos pusieron como enemigo público número uno y nos castigaron porque no aceptamos ese juego. La gesta de la 125 no fue solo el sector agropecuario, no éramos todos productores, era gente que salió a defender sus principios y sus derechos. Esto no puede pasar como una anécdota”, apuntó el referente del CRA.

El Gobierno anterior intentó “captar” directivos de los entidades rurales y agropecuarias para vulnerar el movimiento. Ante la imposibilidad de cerrar un “acuerdo” con CRA, “se nos pusieron permisos de exportaciones, retenciones, prohibiciones de exportaciones, no había créditos para los productores, no nos atendían, no había dialogo alguno“. Por último, Chiesa concluyó: “Todo este tema fue una persecución, además de teléfonos pinchados y todos esos métodos a los que está acostumbrada esta gente”.

Comentarios