12° C
Clear
Clear

Maduro acepta que el FBI investigue el supuesto atentado en su contra

El presidente venezolano se mostró dispuesto a recibir la ayuda ofrecida por Estados Unidos para echar luz sobre el incidente con drones cargados de explosivos mientras brindaba un discurso, y en el que resultaron heridos 7 militares. El sucesor de Chávez acusa al ex presidente colombiano Juan Manuel Santos de un intento de magnicidio.

Por Redacción

domingo 12 de agosto, 2018

El presidente venezolano Nicolás Maduro volvió a referirse al supuesto atentado perpetrado en su contra mediante drones cargados con explosivos y se mostró dispuesto a aceptar la oferta del gobierno de Estados Unidos para que el FBI investigue el episodio, caratulado por el chavismo como un intento de magnicidio y por la oposición, como una farsa.

El incidente tuvo lugar el pasado 4 de agosto mientras el mandatario brindaba un discurso en un desfile militar en Caracas por el 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Por la explosión -que no causó muertos pero sí 7 heridos- Maduro responsabilizó al ex presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien lidera las críticas contra el gobierno venezolano.

“Si el gobierno de Estados Unidos ratificara su ofrecimiento de cooperación del FBI para la investigación de los vínculos en la Florida con el plan del asesinato, yo lo aceptaría, estaría de acuerdo que venga el FBI”, aseguró Maduro en declaración frente a altos mandos militares el pasado sábado.

Según el venezolano, en el estado de Florida hay “células terroristas” coordinadas por Osman Delgado Tabosky que dirigieron la detonación de drones. “Es desde la Florida donde se activa la explosión del drone que explota al frente” de la tarima presidencial, denunció en una cadena de radio y televisión.

“Señores generales y almirantes: fue el ex presidente Santos quien dio la orden de preparar la decisión para mi asesinato y lo hizo a través de políticos venezolanos que se han ido a arrodillar y se han puesto al servicio de la oligarquía colombiana”, afirmó el sucesor de Hugo Chávez, según La Nación.

La versión oficial asegura que el objetivo del ataque era obstaculizar la puesta en marcha del programa de recuperación y crecimiento económico el 20 de agosto, que incluye la reconversión monetaria para suprimirle cinco ceros a la moneda y poner en circulación nuevo billetes, en medio de la espiral hiperinflacionaria que ya alcanzó niveles récord.

Comentarios