16° C
Rain
Rain

“Hay un prejuicio con esta familia, la beba no sufrió ningún abuso”

Lo sostuvo a El Marplatense María Laura Solari, quien esgrime la defensa en el juicio de Héctor Picart y Lucía Sosa, acusados de abusar sexualmente y asesinar a su hija de 11 meses. La abogada afirmó que la autopsia que realizó la Junta Médica no advirtió “ningún tipo de lesión” sobre la menor.

Por Redaccion

miércoles 15 de agosto, 2018

La abogada María Laura Solari, que defiende a la pareja acusada de haber abusado sexualmente y asesinado a su beba de 11 meses, aseguró que el juicio que se lleva adelante por esta fecha está motivado por un “prejuicio” contra los padres ya que aseguró que hay estudios de autopsias que aseguran que la menor no registró “ningún tipo de lesión”.

Al profundizar sobre la postura que se plante en el debate, la letrada consideró que los médicos del Materno Infantil que intervinieron en el caso se vieron “impregnados por un preconcepto” negativo de Héctor Picart y Lucía Sosa, debido a que en sus antecedentes cuentan con otro fallecimiento y diversos hijos institucionalizados.

“Tanto en la historia clínica, como en la autopsia y luego en la declaración de los médicos del Materno, se tuvo una presunción de que estos padres habían matado a esta criatura, y de hecho eso fue lo que se consignó en la autopsia con poco fundamento médico”, apuntó, en diálogo con El Marplatense.

En este sentido, Solari dijo que impulsó, como instrucción suplementaria, la realización de una Junta Médica con peritos de La Plata que arrojó un “resultado absolutamente distinto” al que ofrecieron los profesionales marplatenses. “Ahí no se constata ningún tipo de lesión“, afirmó, y aclaró: “De hecho, los médicos del Materno también tuvieron que reconocer que no hay ninguna lesión en la beba”.

Ante ello, la defensora oficial adelantó que pedirá la absolución de sus clientes en el juicio al ratificar “la postura de los médicos foráneos, que no han tenido ninguna intervención antes y que no están impregnados de todo lo que se sabía de estos padres”. “Estamos convencidos de que estamos llevados a debate únicamente por un prejuicio en relación a esta familia”, insistió.

Según indicó la abogada, la “única persona que introduce la llamada lesión por abuso es el médico autopsiante”. “Ningún médico anteriormente había manifestado que la nena estaba abusada pese a que se habían hecho revisaciones exhaustivas, inclusive en los genitales”, aseguró.

En el inicio del juicio, Fernando Berlingeri, quien reemplazó a la fiscal María Isabel Sánchez en el caso, no puso en duda la contundencia de los diferentes elementos presentados en contra del accionar de la pareja, a quien se le imputa el delito de “abuso sexual seguido de muerte agravado por el acceso carnal, el vínculo y la participación de dos personas”. “Esto es para perpetua”, remarcó el funcionario judicial, en declaraciones a este medio.

EL ABERRANTE HECHO

A mediados de octubre de 2016, se conoció la muerte de Yazmín Milagros en el Hospital Materno Infantil. Con el transcurso de las horas y la realización de la autopsia al cuerpo, se reveló que la beba había sido víctima de abuso sexual, golpes y otras lesiones. El hecho que desencadenó en la muerte de la menor ocurrió en su propia casa del barrio Las Américas.

Vale recordar que esta pareja fue acusada del mismo episodio en 2013, cuando su bebé de 5 meses se murió en similares condiciones. Tras ello, dieron en adopción a tres de sus hijos. Al momento de la detención, Sosa ya está embarazada de su séptimo hijo.

Comentarios