16° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

EN MAR DEL PLATA

En Mar del Plata, Micheli pidió por otro paro nacional de 36 horas

El titular de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A) justificó la convocatoria al acusar “cinismo” del Gobierno nacional en el marco del contexto de “crisis” que reconoció en el país. “Hace muchísimos años que Argentina llega a un estado de situación como este”, advirtió.

Por Redaccion

viernes 24 de agosto, 2018

El Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A), Pablo Micheli, pidió en Mar del Plata por la realización de otro paro nacional de 36 horas para dar “continuidad” al reclamo que se expresó con la medida del pasado 25 de junio.

En el marco de lo que fue su paso por la ciudad para participar de un Congreso sobre energía, el dirigente justificó la convocatoria al apuntar contra el “cinismo” y la “tomada de pelo” de la administración de Mauricio Macri contra los trabajadores.

“Esta actitud de falta de diálogo amerita una contundente respuesta del movimiento obrero y las organizaciones sindicales y sociales. Es tiempo de unificar la lucha”, sostuvo, y agregó: “Nuestra CTA plantea un paro de 36 horas con movilización a la Plaza de Mayo”.

Micheli mostró “profunda preocupación” por la “crisis” que reconoció en Argentina, al advertir, además, las primeras consecuencias del impacto que tiene el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).  “A poco de andar ya está generando estragos, creciendo la pobreza y la indigencia con la mayoría de las universidades de la Argentina paradas o tomadas por falta de decisión de priorizar la educación pública gratuita”, graficó.

“La política económica parasitaria por sobre la producción también alcanza a al sistema de educación que está golpeado en la Argentina porque parece que no interesa que los jóvenes estudien”, señaló, y aseveró: “Hace muchísimos años que Argentina no llega a un estado de situación como este”.

Al insistir en la necesidad de la medida de fuerza, el referente gremial no evitó las críticas para con el triunvirato que conduce la Central General de los Trabajadores (CGT) ya que aseguró que los dirigentes están “más preocupados por ver qué les dice el FMI que los trabajadores”.

 

 

Comentarios