17° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Dólar: “Es una crisis fenomenal de desconfianza hacia el Gobierno”

El Licenciado en Economía, Roberto Ortea, analizó la crisis financiera del país y señaló que se deben tomar medidas “de shock” para contener el aumento del dólar. “El 2018 ya está perdido, hay que recomponer la situación para 2019”, señaló y agregó que el Gobierno está “desorientado”.

Por Redacción

jueves 30 de agosto, 2018

El licenciado en Economía, Roberto Ortea, quien se desempeña como columnista en Radio Mitre Mar del Plata, analizó la crisis financiera que atraviesa el país con la fuerte alza del dólar en las últimas horas. En este marco, señaló que se debe a la desconfianza hacia el Gobierno, el cual se encuentra desorientado, y consideró que el año “está perdido”.

“Lo que pasa es una crisis fenomenal de desconfianza hacia el Gobierno. Se podría resumir en eso, sería el primer punto a mirar. La economía, como una ciencia social, reacciona de forma exagerada para lo que sucede en el entorno de la economía, eso es lo que está pasando en Argentina. No es el único motivo, también hay errores del Gobierno y algunas cuestiones internacionales que vienen aparejadas”, detalló Ortea.

En este sentido, el especialista apuntó que es “contraproducente” la política que realizan las autoridades con respecto a la licitación de reservas del Banco Central porque no llegan a parar el nivel del dólar y aumenta el riesgo país. “Noto desorientación en el Gobierno y es lo peor que le puede pasar al manejo de una crisis. Si uno sabe donde esta el norte las expectativas se acomodan y permiten acomodar una salida”, agregó.

“Cuando se soltó el dólar en el 2002, llegó a 4.50 y después terminó en 3. Si lo dejan correr, primero va a sobrereaccionar, eso está estudiado que siempre es así. Pero después se va a acomodar a un precio razonable. El problema que ahora estamos dejando que crezca el dólar y estamos perdiendo reservas al mismo tiempo, lo cual nos pone en la peor de las posiciones“, aseveró el licenciado.

En este contexto, decretó que “el 2018 está perdido” por lo que “tenemos que saber dónde estamos parados para que no se descontrole aún más la economía y que no sepamos dónde vamos a terminar”. Por el momento, hay un “mínimo margen de acción y hay que saberlo utilizar bien”.

“Para parar un evento de balanza de pagos como el que estamos viviendo, no se para con aspirinas sino con medidas de shock, contundentes, que tienen que ser consensuadas mínimamente con los partidos mayoritarios de Argentina. Eso se podría trabajar el fin de semana para dar tranquilidad el lunes. Hoy hay que dar una solución política más que económica, que depende del Presidente de la Nación“, concluyó.

Comentarios