Juan B. Justo: piden más seguridad por otra ola de robos “violentos”

Comerciantes del tradicional paseo comercial acusaron una “inseguridad total” en las últimas semanas y exigieron un refuerzo de efectivos en la zona de manera “urgente”. “En cuatro días, hubo cuatro asaltos, y son armados y contra mujeres”, explicaron.

Por Redacción

viernes 31 de agosto, 2018

Otra vez, la inseguridad vuelve a azotar a los comerciantes de Juan B. Justo. Sin embargo, a diferencia del escenario que se acusaba hace tan sólo dos meses, la preocupación que urge no sólo es por la cantidad de robos sino, ante todo, por su grado de violencia, por lo que volvieron a exigir un refuerzo de presencia de efectivos en el tradicional paseo comercial.

Ése fue el escenario que buscó visibilizar el grupo de comerciantes que se concentró, con un corte parcial de calle, sobre la avenida, en busca de respuestas “urgentes” por parte de las autoridades policiales.

En este sentido, Walter, uno de los propietarios de locales, le dijo a El Marplatense que la situación “se está agraviando no porque te rompen una vidriera sino porque te entran a mano armada”.
“Los últimos asaltos fueron casi todos a mujeres y las golpean, les sacan celulares, y no podés estar tranquilo”, cuestionó.

“Ya no basta con tener rejas, barras, persianas; se meten con las personas y todavía no hubo un herido, pero en cualquier momento va a pasar algo grave y eso no va a tener solución”, remarcó, y denunció: “Hay una inseguridad total”.

El comerciante aseguró que, principalmente en los horarios vespertinos, la zona de Juan B. Justo es “tierra de nadie” y aseguró que en esta última semana se registró “un robo por día”.  “La policía no hace nada”, apuntó.

En la misma sintonía se manifestó Roxana, quien puso particular énfasis en la escasa presencia policial que observan por el sector comercial. “No vemos policías para nada y la verdad es que los necesitamos de manera urgente“, insistió.

En diálogo con este medio, la comerciante dijo la seguidilla de hechos delictivos han obligado a diferentes establecimientos a tener horarios de cierre “más tempranos”. “Tenemos que trabajar a veces a puertas cerradas. Estamos encerrados y es difícil trabajar así”, graficó, y sostuvo: “Queremos trabajar con seguridad, es un derecho de ciudadano lo que pedimos”.

“Tenemos un grupo de whatsapp y nos enteramos de cada caso por ahí. Nos tratamos de cuidar entre nosotros pero necesitamos a la policía porque los delincuentes vienen armados y esto se nos va de las manos”, aseveró.

 

Comentarios