12° C
Clear
Clear

“Para que se licuen las retenciones tendría que haber un dólar a $45”

Lo dijo Ciro D’Antonio, integrante de Cafresxport, quien reconoció un “perjuicio muy grave” por las retenciones que fijó el presidente Mauricio Macri.

Por Redaccion

jueves 6 de septiembre, 2018

Ciro D’Antonio, uno de los integrantes de la Cámara de Frigoríficos Exportadores de la Pesca (Cafrexport) reconocieron un “perjuicio muy grande” por las retenciones que fijó el Presidente Mauricio Macri ante el contexto de “emergencia” económica que atraviesa el país y advirtieron que desconocen el “impacto verdadero” de la medida ante las constantes variaciones en la cotización del dólar.

En diálogo con El Marplatense, el empresario confesó que el anuncio que lanzó el mandatario a principios de semana “sorprendió” ya que “cayó en medio del reclamo por la queja de la quita de reintegros”. “No sólo nos sacan eso, sino que ahora agregan este gravamen de retenciones”, cuestionó.

El integrante de la cámara reconoció que “el impacto verdadero” que tendrá la medida se desconoce por la poca previsibilidad que signa a la actividad en sus costos. “Es como si estuviéramos armando un rompecabezas donde hay costos congelados, otros que siguen al dólar y otros que superan el aumento del dólar”, graficó.

Según D’Antonio, el cobro de ese dinero por dólar representa “casi un 8 por ciento del valor de venta” del producto, lo cual tildó como una situación “muy grave” para el sector. “El problema es que tampoco conocemos con qué dólar vamos a trabajar la semana que viene”, apuntó.

“Mientras más barato el producto, mucho más grave incide esto. Hay gente con un inventario de 500 o 700 toneladas de marcadería y hoy significa una pérdida real sobre lo que tenía en stock“, enfatizó.

El empresario consideró que para que haya un “equilibrio más justo” la divisa extranjera debía cotizar en los 45 pesos. “En ese caso la incidencia de los tres pesos por dólar  se empezaría a licuar, que es lo que creo que va a terminar pasando de acá al 2020 cuando termine esto”, manifestó.

“Por un lado, deseamos que un dólar suba para poder pagar los salarios pero la gente que trabaja con nosotros pide que no suba para poder llegar a fin de mes. Estamos en un problema realmente serio y los perjuicios son muy graves”, concluyó.

Comentarios