Oficializaron a Rosenkrantz como presidente de la Corte Suprema

La acordada del máximo tribunal se publicó este lunes en el Boletín Oficial.

Por Redacción

lunes 17 de septiembre, 2018

El recambio de autoridades que la Corte Suprema de Justicia anunció la semana pasada fue formalizado este lunes a través de la publicación de la acordada 29/2018 en el Boletín Oficial. Tras la votación, quedó al frente del máximo tribunal como presidente Carlos Rosenkrantz, secundado en el cargo de vice por Elena Highton de Nolasco. La nueva conducción asumirá el 1° de octubre.

“La Acordada N° 11/15 estableció como fecha del inicio del mandato de las actuales autoridades el 1 de enero de 2016 por lo que (…) dicho mandato vencería el 31 de diciembre del corriente año”, se lee en los considerandos.

“No obstante ello —agrega el texto—, es aconsejable, mediante la presente acordada, excepcionar en este caso lo dispuesto por dicho Reglamento de tal modo que las nuevas autoridades comiencen su mandato de 3 años a partir del 1 de octubre“.

La votación salió 4 a 1, con votos a favor de Rosenkrantz, Highton de Nolasco, Rosatti y Lorenzetti. Juan Carlos Maqueda fue el único que votó en contra de los cambios.

Ronsenkrantz, de 59 años, fue nominado para integrar la Corte Suprema por Mauricio Macri. Se recibió con honores en la Universidad de Buenos Aires y cuenta con un magíster y un doctorado de derecho de la Universidad de Yale.

Hasta su designación como juez del máximo tribunal se desempeñaba como rector de la Universidad de San Andrés. Antes fue profesor en la New York University; en la Richmond School of Law, en la Denver University, en la Universitat Pompeu Fabra, España y en la UBA.

Con el cambio de autoridades se inicia una nueva etapa en la Corte. Con Lorenzetti como presidente, el tribunal dictó sentencias históricas que marcaron una época. Según detalló Infobae, precisó el alcance del aborto no punible, estableció que la tenencia de estupefacientes para consumo personal es no punible, ordenó la limpieza del Riachuelo, instituyó la acción de clase e impulsó múltiples reivindicaciones a los jubilados a partir del caso Badaro.

Comentarios