27° C
Clear
Clear

Denuncian que hace cinco meses no funciona la salita de Las Américas

Lo apuntaron vecinos del barrio José Hernández, que también manifestaron profunda preocupación por hechos vandálicos que sufrieron escuelas de la zona. “Estamos muy olvidados”, señalaron.

Por Redaccion

martes 2 de octubre, 2018

Con preocupación, lamento e indignación, es el reclamo que llevan adelante vecinos del barrio José Hernández, que se manifestaron este martes por sucesivos hechos vandálicos que sufrieron escuelas de la zona y por las falencias que acusan en la cobertura de salud.

Laura Ferreira, una de las vecinalistas, reconoció que los actos que tuvieron como blanco a las escuelas primarias N° 69, N°28 y N°54 son “raros” porque no se registran faltante de objetos materiales, más allá de graves daños edilicios.

“Lo que hacen es entrar y romper pero no se llevan nada. Ya es maldad, es lo que parece por lo menos a simple vista”, comentó, en diálogo con El Marplatense, y afirmó: “El problema es que no hay policías en ningún lado”.

A su vez, Ferreira dijo que otra de las precupaciones está ligada con la entrega de viandas a los alumnos que concurren al establecimiento de la primaria N°69. “Inhabilitaron el comedor por reparación pero no están enviando ninguna comida”, cuestionó.

Sin embargo, las problemáticas que atraviesan a la comunidad educativa, para la vecinalista, son una réplica del “olvido” que sufre el barrio en los últimos años por parte de las autoridades municipales.  “Las calles están hechas un asco y cada vez que llueve hay una inundación terrible. Estamos cansados de reclamar”, aseveró.

La referente barrial también denunció graves falencias en la cobertura de salud de la zona, al señalar que las instalaciones del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) del barrio Las Américas permanece cerrado desde hace cinco meses por falta de obras.

“Estamos muy preocupados por la salita porque hace cinco meses que no la tenemos. Es la única que hay en el barrio y brinda atención también a Las Américas y Regional. Sólo hay que arreglarle el techo. Hace como cinco meses que estamos esperando y esperando y no pasa nada”, manifestó.

En este mismo sentido, insistió en los inconvenientes y trastornos diarios que implica para diversas familias la falta de actividad de la salita: “Lamentablemente no toda la gente tiene la plata como para llevar al nene en remis hasta Don Emilio, donde está la salita para cinco barrios. Y hay que salir a la mañana para pedir un turno que ni siquiera sabemos si te lo dan”.

 

Comentarios