13° C
Clear
Clear

entrenador de aldosivi

“No hay margen para lamentos y tristezas, hay que levantarse”

El entrenador de Aldosivi, Gustavo Álvarez se refirió a la dura derrota por 4 a 1 frente a Banfield y agregó: “Se jugó muy mal en todos los aspectos”.

Por Redacción

sábado 3 de noviembre, 2018

Aldosivi sufrió una dura derrota por 4 a 1 frente a Banfield en el José María Minella y en el marco de una conferencia de prensa, el entrenador Gustavo Álvarez analizó como se desarrollo la tercera derrota consecutiva: “Mi análisis es que se jugó realmente muy mal, en todo aspecto”.

“Desde el punto de análisis que hagamos Aldosivi tuvo un mal partido, por debajo del rendimiento que esperábamos tanto en lo personal como en lo colectivo”, continuó analizando el técnico que además agregó: “Como siempre digo los equipos son el reflejo del entrenador así que la responsabilidad primaria es mía”.

Banfield fue superior en el trámite, en el resultado y en todos los aspectos del juego. Por méritos de Banfield lo analizará su entrenador pero puedo decir que esa superioridad también se debió a que nosotros estuvimos muy por debajo”, detalló.

Al ser consultado sobre los cambios que realizó en el segundo tiempo, expuso: “Los cambios son buenos o malos según el resultado, lo que pueden ser es fundamentados. Busqué un equilibrio mayor en el medio porque notábamos que nos faltaba recuperación y una posesión vertical y agresiva”.

Perdíamos rápido la pelota y dejábamos muchos espacios, corriendo de atrás a los jugadores. El cambio de características del volante central e izquierdo fue para buscar una mejor posesión y mejor recuperación. Podemos decir que se logró, pero también tiene que ver con que el rival especuló con el resultado y no atacó tanto”, continuó.

Sin embargo, sobre el tercer cambio indicó que se buscó “modificar el sistema, para jugar con doble delantero centro, sacar un volante para intentar quedar 4-4-2 para defender y 4-2-4 para atacar”.

Cuándo El Marplatense lo consultó sobre la posible implicación de lo anímico en el desarrollo del encuentro, tras dos derrotas seguidas, apuntó: “Lo anímico previo no influyó para nada, porque si bien veníamos de perder con River hicimos un gran partido. en lo posterior no hay margen para lamentos y tristezas. Hay que levantarse y seguir creciendo”. “Habla alguien que está acostumbrado a la adversidad y hasta puedo decir que me siento cómodo en estos ámbitos, con la rebeldía de revertir cada situación que se presenta, esta es una más. Mi forma de pensar la transmito a los jugadores y hay que levantarse y seguir”, siguió.

 

Comentarios