El dólar roza el piso de la banda cambiaria: qué recomienda el FMI

Para el organismo, la entidad debe salir a comprar pero sin absorber los pesos que emita. Qué pasará con las tasas de interés.

Por Redacción

martes 13 de noviembre, 2018

Con el dólar rozando el piso de la banda cambiaria, se abre un nuevo escenario para la política monetaria. Según el acuerdo alcanzado con el FMI, cuando el tipo de cambio quede afuera de la “zona de no intervención” el BCRA quedaría habilitado para salir a comprar dólares y evitar una caída mayor del tipo de cambio.

La misión del FMI, encabezada por Roberto Cardarelli, discutirá con las autoridades del Central cuáles son los pasos a seguir. La postura oficial que mantienen dentro del Fondo es que es el propio titular del BCRA, Guido Sandleris, quien tiene autonomía para tomar las próximas decisiones.

Con muy poco volumen, ayer el dólar mayorista operó levemente al alza, finalizando a $ 35,52, mientras que el piso de la banda cambiaria ya se ubica arriba de $ 35,40. Esto implica que la distancia para salir de la zona de “no intervención” pactada con el Fondo sigue siendo mínima.

Pero, ¿cuál es concretamente la postura del Fondo? Básicamente ésta es la lectura que realizan en el organismo sobre el nuevo escenario:

*Si el dólar perfora el piso de la banda cambiaria, entonces el BCRA debería salir a comprar divisas, por más que no tenga la obligación de hacerlo.

*Esas compras provocarían dos efectos. Por un lado, pondría un freno a la apreciación nominal del tipo de cambio, que podría generar un nuevo escenario de atraso cambiario. Sobre todo si esta situación persiste en el tiempo. Pero al mismo al inyectarse pesos para la compra de esos dólares, generaría un alivio para la tasas de interés.

*El dilema siguiente es qué hacer con esos pesos que se vuelquen al mercado. Según el FMI, dicha expansión no debe ser reabsorbida, es decir que ante el escenario de un tipo de cambio perforando la banda, hay que flexibilizar la política monetaria y salir del esquema de “expansión cero”.

* En el FMI lo explican con estas palabras: “La evidencia si la política monetaria es demasiado dura o blanda es el valor del dólar. Si el tipo de cambio cae mucho quiere decir que la tasa es demasiado alta y por lo tanto se debe corregir con expansión de pesos“. En el escenario de un dólar tocando el techo de la banda, es exactamente al revés: “En ese caso -señalan- hay que salir a vender dólares para absorber pesos y así subir las tasas”.

Claro que esta política de expandir la cantidad de dinero podría ir a contramano con la necesidad de bajar la inflación y conseguir resultados concretos. Por eso, el Central debería manejar con extremo cuidado está eventual expansión de la base monetaria y la consiguiente baja de tasas. Y eso también lo advierten desde el FMI.

Por lo pronto, según detalló Clarín, se supone que el piso de las tasas estaría en el orden del 60% al menos hasta fin de año. En el acuerdo con el Fondo, de hecho, aparece este nivel como un piso hasta que no se compruebe una reducción de las expectativas inflacionarias al menos por dos meses consecutivos.

Ayer la tasa de las Leliq volvió a caer por sexto día consecutivo, cerrando a 65,77% anual, ya lejos del nivel de 73,5% de mediados de octubre.

Comentarios