Asumió la nueva conducción de la Defensoría del Pueblo

En la primera sesión que realizó el Concejo Deliberante tras casi 50 días, Daniel Barragán, Luis Salomón y el reelecto Fernando Rizzi pudieron asumir en sus cargos. La mayor presencia territorial en barrios, se anticipa como uno de los ejes de trabajo.

Por Redacción

miércoles 14 de noviembre, 2018

Daniel Barragán, Luis Salomón y el reelecto Fernando Rizzi asumieron finalmente este miércoles como los nuevos referentes del triunvirato que tiene la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon, en reemplazo de Fernando Cuesta y Walter Rodríguez.

La asunción, tal como se establece en la reglamentación, se formalizó en una sesión pública especial que tuvo lugar en el Honorable Concejo Deliberante, y que significó el reinicio de sus actividades después de 48 días, tras lograr resolverse un extenso conflicto por el reencasillamiento de 11 trabajadores municipales.

Los tres flamantes defensores coincidieron en las expectativas por los desafíos que implica la gestión y anticiparon como uno de los principales ejes de trabajo lograr una mayor presencia territorial en los barrios de la ciudad para atender los reclamos de los vecinos.

“Hay que trabajar en equipo y buscar miradas plurales sobre todos los temas. Es un desafío. Vamos a seguir con las gestiones para mostrar a la Defensoría  como una herramienta válida a favor del vecino y para incrementar la presencia territorial en distintos barrios del distrito. Hay que tratar de estar cerca de donde está la gente”, sostuvo a El Marplatense Rizzi.

Entre sus preocupaciones, el ex concejal puntualizó en el esquema de aumentos de tasas que se plantea en el Presupuesto Municipal 2019 y el de Obras Sanitarias. “Los grandes temas de este año no sólo han tenido que ver con el costo de las tasas municipales, sino con el costo del agua”, aseguró, y fundamentó: “Si vamos a seguir teniendo aumentos, vamos a seguir colocando a la gente en una situación de imposibilidad de pago, por lo que vamos a estudiar los presupuestos”.

Por su parte, Luis Barragán confesó sentir “ansiedad” al sumir una “responsabilidad muy grande en un momento de profunda crisis económica y social”. El compromiso es poner todo el tiempo que haga falta al servicio de todos aquellos que son perjudicados por estas políticas. La idea es trabajar en equipo y trataremos de seguir el ejemplo de quienes nos han precedido”, afirmó.

Como principales prioridades de atención, el defensor enumeró a este medio la atención de la salud, el medio ambiente, la problemática de niñez y adolescencia, discapacidad y la situación de los jubilados, además de puntualizar en la preocupación por la continuidad de la actividad de los clubes barriales.

Salomón coincidió en poner el foco en la niñez y adolescencia aunque también reconoció otros aspectos “fundamentales” como los inconvenientes que se suscitan a diario con “la seguridad, las calles, la educación, la salud y las luminarias”.

 


 

Comentarios