31° C
Clear
Clear

Carlos Acuña: “El que viene a ver a Cadetes, sabe lo que va a ver”

El entrenador del “Tricolor”, se refirió al estilo de juego particular que demostró el equipo cada fin de semana. Además expresó como se utiliza la tecnología en el fútbol local.

Por Redacción

viernes 23 de noviembre, 2018

Cadetes de San Martín fue de menor a mayor en el torneo Norberto Omar Eresuma de la Liga Marplatense de Fútbol, con un plantel joven cuyos jugadores más grandes no superan los 25 años. En la primera fase no clasificó a pesar de haber cosechado 13 puntos, luego fue protagonista de la Reválida, superó en octavos a Argentinos con autoridad y cayó ajustadamente con Nación, en un partido con un arbitraje de bajo nivel.

Sin embargo, lo mejor que logró fue crear un estilo de juego atractivo, fácil de reconocer y que se repetía sábado a sábado, sin importar el rival ni la cancha. Uno de los artífices de eso fue el entrenador Carlos Acuña quien realizó una evaluación “positiva” del año y redobló la apuesta para el 2019.

“Más allá de la campaña, que desde el punto de vista de los resultados fue buena, se cumplieron los objetivos que nos propusimos. No solamente jugamos instancia de playoffs, que hacía varios años Cadetes no lo hacía, si no que se pudieron promover juveniles en Primera División y eso es más que significativo. No solamente porque hayan debutado, si no que se consolidaron. Estamos muy satisfechos y orgullosos del plantel que tiene Cadetes. Es un plantel muy joven, pero la madurez que necesitamos no pasa por la edad cronológica, tenemos chicos de categoría 2000, 99, que ya tienen un año en primera o más. El mejor refuerzo que podemos tener para la temporada que viene es mantener el plantel”, afirmó Acuña.

Carlos Acuña, que tiene experiencia dirigiendo equipos de Primera División en Perú (Juan Aurich), San Telmo, Comunicaciones, Temperley, y un basto recorrido de inferiores en clubes como Estudiantes de la Plata, le gusta que su equipo sea protagonista. Que ataque, que recupere rápido, que juegue en campo rival. “Por momentos hubo algunos partidos que pudimos haberlo cerrado y no lo hicimos. En la fase clasificatoria, que quedamos eliminados de la Zona Campeonato de manera injusta, teníamos 40 entrenamientos. Cuando terminó el año, con una imagen diferente, un Cadetes más maduro, teníamos 150”, reflexionó.

El 2019 para el “Tricolor” presenta el desafío de mejorar la campaña de este año, pero además profundizar el trabajo alrededor del partido. “Tenemos que seguir haciendo crecer la pertenencia y lo que se generó este año, que la gente nos paraba y nos decía que les gustaba cómo jugaba Cadetes, e iba a vernos los sábados. Que eso se multiplique y se pueda hablar que Cadetes tiene una idea de juego y la lleva a cabo independientemente del rival”, señaló el DT.

“Por momentos sale bien, otros más o menos, es normal, pero siempre entendiendo de qué manera asumimos el compromiso del partido. El que viene a ver a Cadetes, sabe lo que viene a ver. Clasificar a la Zona Campeonato es un objetivo de mínima, si estamos en esa zona, estar en el pelotón de arriba. No es una propuesta exagerada, estamos en condiciones y tenemos bases sólidas para poder hacerlo. Arrancamos con un piso más alto del que teníamos y eso tiene que ser un incentivo para que se den los logros. Queremos más para Cadetes”, aseveró Acuña.

“Se juega como se entrena”

En el vestuario de Cadetes hay un cartel que reza: “Se juega como se entrena”. Un concepto que el cuerpo técnico instaló desde el día uno y fue trabajado a lo largo del año. Otra de las características que distinguen el trabajo es el uso del material audiovisual y las redes sociales para un permanente contacto con los jugadores.

“Quizás al principio no se entendía. Después los mismos jugadores se dieron cuenta de cómo era la propuesta. Tratamos de identificar un modelo de juego, que tiene que quedar plasmado en cada entrenamiento. Al mismo tiempo, trabajamos en lo emocional para que el jugador esté convencido de que ese es el camino. Nos llevó un tiempo, estamos llegando al 100%. Ese trayecto tiene que acompañarse con resultados, si no, no hay convicción. Haber cerrado el año de esta forma, después de la bronca y del dolor del último partido, te deja tranquilo porque este es el camino porque jugamos como entrenamos. Los jugadores ‘más grandes’, no superan los 25 años, le mostraron a los más chicos la intensidad de los entrenamientos. Eso genera identidad, pertenencia. Eso se produjo este año y estamos satisfechos”, sintetizó Acuña.

A partir de este año, todos los partidos del club de la calle San Juan estuvieron filmados. El entrenador de arqueros fue el encargado de la cámara, la dirigencia compró la licencia de un programa de edición y el ayudante de campo, Isaías Pavón, hizo las ediciones necesarias para luego mostrarle al plantel.

Ningún cuerpo técnico puede prescindir de los métodos audiovisuales, estás fuera de contexto. También trabajamos mucho con las redes sociales. Previo a llegar al predio, los jugadores recibían en un grupo de whatsapp la actividad del día con animaciones. Para llegar al predio tenemos una hora de ida, entonces necesitamos que se optimicen los minutos allá, no que haya tiempos muertos que nos generen espacios que no deseamos. Esa metodología para nosotros fue fundamental”, consideró el entrenador.

Comentarios