15° C
Clear
Clear

El aeropuerto local contará con un nuevo sistema de aterrizaje

Lo informaron desde el Gobierno nacional. Se trata de un novedoso sistema conocido como ILS, cuya puesta en funcionamiento se prevé para abril. Contempla una inversión de un millón de dólares. Los detalles.

Por Redaccion

sábado 8 de diciembre, 2018

El Gobierno nacional anunció en las últimas horas que el aeropuerto Astor Piazzolla de la ciudad renovará el sistema radioeléctrico que permite a las aeronaves aproximar a la pista y aterrizar con meteorología adversa.

Según se informó, la Empresa Argentina de Navegación Aérea – EANA SE, del Ministerio de Transporte – ya comenzó los trabajos de obra civil, previo a lo que será la instalación de un nuevo sistema instrumental de aterrizaje, conocido como ILS por su siglas en inglés.

Este nuevo ILS reemplazará al actual, y fue adquirido por el Ministerio de Defensa antes del traspaso de nueve aeródromos a la órbita de EANA a principios de este año. Si bien el equipo actual continúa operando de manera confiable, cumplirá pronto su ciclo de vida útil. Por ello requiere un mayor mantenimiento preventivo y verificaciones aéreas más frecuentes, haciendo su funcionamiento muy oneroso, según explicaron fuentes oficiales.

Su reemplazo, valuado en alrededor de un millón de dólares, llegará al país a principios de 2019, estimándose su puesta en servicio para el mes de abril. Así, mejores estándares técnicos permitirán cumplir más vuelos con visibilidad reducida, aumentando así la operatividad de los aeropuertos y la conectividad de la ciudad y su región, según resaltaron desde Nación.

OTRAS MILLONARIAS OBRAS EN EL AEROPUERTO 

A partir de una inversión de 180 millones de pesos, empezaron las remodelaciones con las que se busca dotar de una mayor capacidad el caudal y las características de los vuelos que permite el aeropuerto marpplatense. El inicio de los trabajos se demoró casi un mes por diferencias económicas.

Desde el Gobierno afirmaron que “las obras generarán 144 empleos directos y 176 indirectos y se estima que estén finalizadas para julio del año que viene”. “Se realizarán dentro de la terminal existente y en seis etapas con el fin de que no cese la operación de vuelos. Permitirán hacer más eficiente y ordenado el flujo de pasajeros, elevar el servicio y mejorar la experiencia de los usuarios. El martes comienzan los primeros trabajos”, precisaron.

Se relocalizarán y redistribuirán los espacios de la terminal para mejorar fundamentalmente las áreas de control y de embarque, mediante la flexibilización de las salas de preembarque y de retiro de equipaje. La posibilidad de utilizar las salas para ambas funciones de acuerdo a las necesidades de los distintos vuelos programados, permite incrementar las superficies de uso y, por ende, la comodidad de los pasajeros. De esta manera, mejorará la circulación, se podrán reducir los tiempos de espera y se contará con áreas de mayor capacidad, mejorando la operación de la terminal y favoreciendo la experiencia de los pasajeros.

Por otro lado, el aeropuerto tendrá una manga, que hasta ahora no tenía, lo que permitirá que el acceso a los aviones sea más rápido y cómodo además de brindar mayor seguridad a las operaciones aeroportuarias. Debido a la incorporación de la manga se construirá un nivel adicional al edificio, conectándolo con el existente a través de una escalera mecánica y un ascensor, contemplando la accesibilidad de las personas con movilidad reducida.

Por último, se readecuarán las oficinas de los distintos organismos aeroportuarios que funcionan en la terminal y los locales comerciales, lo que posibilitará la ampliación y diversificación de la propuesta gastronómica y de servicios.

Comentarios