19° C
Clear
Clear

Guardavidas debieron pintar los carteles de “peligro de derrumbe”

Ante el incumplimiento del municipio con su compromiso de instalar cartelería que advierta a los turistas, los trabajadores asignados a la playa Las Delicias decidieron actuar por su cuenta para concientizar y evitar nuevas tragedias, en el aniversario de la muerte de Emma Perazzo, una niña de 2 años que fue aplastada por el desprendimiento de un acantilado.

Por Redacción

jueves 10 de enero, 2019

Al cumplirse el primer aniversario de la muerte Emma Perazzo, los guardavidas de la playa Las Delicias, al norte de la ciudad, instalaron por sus propios medios carteles para advertir a los turistas sobre el peligro de derrumbe de los acantilados, cuyos desprendimientos aplastaron a la pequeña de 2 años el 8 de enero de 2018. 

Pese a que el municipio se había comprometido a colocar la cartelería para prevenir nuevas tragedias, un año después, solo fueron montados algunas señales sobre el acceso, pero ninguno en la arena, por lo que los guardavidas asignados a esa playa, ubicada en Scaglia y la Costa, decidieron actuar por su cuenta para concientizar a turistas y marplatenses.

Johanna González Galdós, una de las 5 rescatistas que participó en la colocación de las señales, aseguró a El Marplatense que decidieron grafitear los acantilados con “peligro de derrumbe” e instalar un cartel fijo, otro empotrado y uno móvil “ante la necesidad que tenemos en la playa con mis compañeros de poner más cartelería por lo que pasó el año pasado que, lamentablemente, terminó con la vida de Emma”.

González Galdós agregó que uno de sus compañeros redactó un proyecto de ordenanza “para tener más cartelería por lo derrumbes, por la basura, por los pluviales y, también, por los peligros que tiene el mar”. “Queremos que se hagan campañas de concientización sobre los riesgos, no solo de los derrumbes, sino de los que hay en cada playa, como el significado de las banderas”, destacó.

La guardavidas sostuvo que, después de la muerte de Emma, el municipio instaló señalización, aunque no todos los que se habían prometido. “Se pusieron carteles pero están arriba de los acantilados. Nosotros necesitamos cartelería en la arena, donde la gente pasa caminando. A los de arriba no les dan bolilla. Se había prometido que se iban a poner más carteles pero con la retención de tareas no se hizo. Nos llegó un rumor de que, en estos días, como se reinició la actividad, vendrían a poner los carteles“, ahondó.

Por último, resaltó que, aunque es una playa alejada del centro de la ciudad, cada día más turistas llegan hasta allí, por lo que “es muy concurrida”. “Nosotros queremos que la gente tome conciencia del peligro que implica ponerse abajo de un acantilado y, por eso, aportamos los carteles. Cuantos más carteles se puedan hacer, mejor”, concluyó.

Comentarios