Laurita Fernández: “Sugar es un premio, un sueño cumplido que anhelé”

La protagonista de Sugar, un musical digno de Broadway, dialogó con El Marplatense sobre su actualidad y recorrido artístico. En la previa de una nueva función en el Teatro Neptuno, la multifacética artista habló de los sueños cumplidos y el trabajo de una vida para conseguirlos.

Por Redacción

jueves 24 de enero, 2019

Laura Fernández, protagonista de Sugar, un musical digno de Broadway, se tomó el tiempo para dialogar con El Marplatense en la previa de una nueva función en el Teatro Neptuno (se presentan miércoles y domingos a las 22 y y martes, jueves y sábados con función doble a las 21 y 23:15), sobre su actualidad y recorrido artístico.

Junto a Federico D´Elia y Vico D’alessandro, la multifacética Laurita Fernández se pone al frente de una obra teatral que fue furor en Buenos Aires y rompe taquillas en Mar del Plata. Danza, humor, canto y una puesta en escena de gran nivel, cautivan a los espectadores. 

“Estoy con mucha felicidad, ya hace más de un mes que estamos en Mar del Plata, disfrutando. Para mi Sugar es una obra que si fuera por mi haría toda la vida. Venir a esta ciudad tiene algo hermoso, estoy disfrutando como nunca, es como vivir de vacaciones, se come riquísimo, la vida es re linda, el mar te hace descansar, todos tienen una paz y una amabilidad y encima a la noche vengo a hacer lo que me gusta”, expresó la bailarina en pleno proceso de producción para salir a escena.

Tenemos el privilegio que nos esté yendo muy bien y es todo lindo, con mucho disfrute y siendo conscientes del privilegio que nos toca, con responsabilidad. Poniéndole todo para que la gente se vaya feliz”, agregó en el comienzo de una amena charla en los camarines.

-Hay una gran puesta en escena, una gran escenografía y los protagonistas no para de moverse sobre el escenario, ¿Cómo se lleva esa intensidad?.

-Es intenso, sobre todos los días de doble función. Es un desgaste importante que tiene que estar acompañado de un entrenamiento aeróbico para poder sostener cantar bailar y mantenerse sobre el escenario. También es importante descansar, hago un poquito de playa, un poquito de pileta, pero me tomo mi siesta, mi tiempo de descanso. Duermo si no tengo promos o notas hasta el mediodía para cuidar la voz.

Hablaba de la responsabilidad de lo que vine a hacer y soy muy consciente que no puedo tirarme todo el día en la playa y andar a las corridas para luego hacer dos funciones. Un día lo podes hacer, dos o tres, pero a lo largo del tiempo sería insostenible. Por eso, soy bastante metódica para llegar la función sin ningún problema.

-Te venís preparando para hacer esto sobre el escenario durante toda tu vida. Hace poco publicaste una foto de hace 10 años atrás en este mismo teatro, ¿Imaginabas este presente?

-Siempre lo imaginé, en ese momento era reemplazo y utilera. Me acuerdo de estar moviendo la escenografía y querer estar con mis compañeros en escena. Siempre fue algo que soñé, no voy a decir que fue algo que me sorprendió, es algo que siempre anhelé, trabajé y soñé.

El hecho de haberlo hecho realidad no me deja de sorprender y alegrar. Lo disfruto tanto porque lo soñé tanto. Es un regalo, un premio, un sueño cumplido. La alegría y felicidad que me da hacer Sugar es increíble. Es poder hacer lo que me gusta, me acuerdo el día del estreno hace diez años, estaba tan nerviosa por poner la escenografía en la marca, como en el estreno de Sugar. Ahí dije definitivamente es lo que quiero hacer en mi vida.

-Tuviste un año en Showmatch donde dejaste de lado el baile para ser jurado. ¿Esta oportunidad llegó justo para suplir esa necesidad de bailar?

Sin dudas. Estuvo bueno experimentar otro rol y probar otra cosa pero me costaba quedarme sentada y entender que mi trabajo no era moverme y hacer, era mirar. Estoy en un momento que me gusta ser activa. Fue un gran aprendizaje, con cosas lindas y otras no tan agradables, pero fue un gran aprendizaje y oportunidad. Ahora ya quería que llegue el día del estreno y volver a bailar.

-Bailás, actúas, cantás, conducís programas tanto de televisión como de radio, ¿Qué le depara el futuro a Laura Fernández?

– Ojalá seguir haciendo esto toda mi vida. De hecho una de las razones por las que empecé a conducir y aprender de esto fue porque pensé que algún día el cuerpo me va a decir que no puedo bailar más o que no me podré mover tanto. En cambio, la conducción es un camino que si tengo suerte y me va bien, lo podré hacer mucho más tiempo. Así que abrí el abanico y las posibilidades. Pensé a largo plazo.

-¿ Y en el corto plazo?

Definitivamente quiero seguir haciendo teatro. Los musicales obviamente son lo que más me gustan porque son integrales, pero también hay un montón de tipos de obras que están buenísimas para hacer y probar. El musical es lo que más me gusta, sobre todo cuando es comedia. Sugar tiene mucho humor, parece fácil pero es muy difícil aprender los tiempos, el como, buscar el chiste, la pausa, todo para que cause gracia. Estoy aprendiendo mucho de mis compañeros Fede y Vico.

Comentarios