“Los fuertes saltos de temperatura provocan estrés en la cosecha”

Lo advirtió a El Marplatense Ricardo Velimirovich, titular de la Asociación de Productores Frutihortícolas de la ciudad, quien reconoció como “muy particular” el escenario climático de este verano. No descartó que haya pérdidas, pero aseguró que serán en el mediano plazo y sin “volúmenes de consideración”.

Por Redacción

miércoles 30 de enero, 2019

Las altas temperaturas que dispararon la sensación térmica en estos días en Mar del Plata no sólo se traducen en gotas de sudar y un sopor difícil de sobrellevar en la ciudad, sino que también se traducen en un impacto directo para los campos.

Ricardo Velimirovich, titular de la Asociación de Productores Frutihortícolas de General Pueyrredon, explicó a El Marplatense que el calor es una condición prevista por la época del año pero sí reconoció como una situación anómala “que los saltos de temperatura entre un día y otro sean tan altos fuertes“.

“Eso genera un estrés en las plantas, y hay que dedicarle mucho más tiempo al ajuste en la zona de riego para tratar de evitar que se queme. En algunos invernáculos han llegado a medir adentro cerca de 62 grados y la verdad que se hace complicado“, afirmó, y remarcó: “Los productores están acostumbrados a manejar altas temperaturas pero el problema son los saltos repentinos”.

El referente de la entidad sostuvo que el intenso calor disminuirá “sí o sí la producción” aunque al mismo tiempo descartó que se generen pérdidas en “volúmenes considerables”, en comparación a lo que ha sucedido con otras eventualidades.

Bajo esta misma línea, Velimirovich aclaró que las posibles pérdidas que haya en las consechas no serán “en lo inmediato” sino para fin de temporada. “Lo que vamos a notar es una disminución de producción de algunas de las flores que sufren el efecto de las temperaturas y que son imposibles disminuir dentro de un invernáculo“, indicó.

El titular de la asociación que representa a gran parte del sector insistió en que la problemática “más seria” que se presenta para los productores ante el calor “es que el aire que circula es caliente y no permite que se pueda bajar la temperatura si no hay una ventilación adecuada”. “Ahí es donde se producen los problemas más serios. La verdad que lo que está pasando este año es muy particular”, afirmó.

El mes pasado también se había visto signado por otras alternaciones en las condiciones climáticas. Si bien diciembre tradicionalmente estuvo marcado por altas temperaturas, llegó a registrarse un frío que estuvo cerca del récord histórico, lo que también encendió preocupación en los productores.

Comentarios